Antonio Rodríguez Luna (1910-1985) en la revista “Konst och Kultur” (1947), con Serrano Plaja y Dethorey

Una de las presencias que más llaman la atención el el número monográfico dedicado a España en agosto de 1947 por la revista comunista sueca Konst och Kultur, es la del cordobés Antonio Rodríguez Luna (Montoro, 1910 – Córdoba, 1985).

Bajo el título de “Rodriguez (sic) Luna – en konstnär aktiv i frihetkampen” (“Rodriguez Luna – un activista en la lucha por la libertad”) se reproducen unas palabras suyas y dos de sus tintas chinas pertenecientes a los truculentos Dieciséis dibujos de guerra (Valencia, Nueva Cultura, 1937): Arkebusering på tjurfäktningsarenan i Badajoz (“Fusilamientos en la plaza de toros de Badajoz”) y Alla med i kampen mot fascismen (“¡Todos en pie frente al fascismo!”). Surrealismo barroco de carácter político.

Lo más lógico es que su presencia en esta revista sueca se debiera a la iniciativa de Ernesto Dethorey, que publica un extenso artículo titulado FRANCO, den spanska kulturens dödgrävare (“FRANCO, el enterrador de la cultura española”).

También se publica en sueco la traducción de un poema de Arturo Serrano Plaja, de su libro El hombre y el trabajo, Barcelona, 1938): Boktryckarna (“Los impresores”), en excelente traducción de Gunnar Törnqvist.

En definitiva, Dethorey en el ensayo, Rodríguez Luna en la plástica (también hay una página dedicada al Guernica de Picasso) y Serrano Plaja en la poesía son los nombres que en 1947 aparecen en este monográfico sueco contra el franquismo, propbablemente motivado con la idea de hacer presión para que el régimen cayera tras el fin de la Segunda Guerra Mundial.

En su ciudad natal, Montoro, existe un Museo Antonio Rodríguez Luna.

José Antonio Primo de Rivera y Onésimo Redondo en Estocolmo. Folleto de 1938, a cargo de Carlos Oroz

Desde el estallido de la Guerra Civil, la Embajada de Estocolmo fue un hervidero de conjuras.

Joaquín Herráiz y Carlos Oroz se pusieron de parte de la Falange, e intentaron resistir en el edificio consular hasta que pudo hacerse con él, en nombre de la República, Isabel de Palencia, junto a Ernesto Dethorey.

Los “nacionales” Herráiz y Oroz, sin embargo, siguieron con una gran actividad propagandista en Suecia, de la que no es el momento de hablar. Me limito a dar a conocer un raro folleto de José Antonio Primo de Rivera dirigido al público sueco: Anda och lärosatser i det nationalsyndikaliska Spanien (“Espíritu y doctrina de la España nacionalsindicalista”. Toledo, Publicaciones Imperial Toledo, 1938).

El folleto fue impreso en la Imprenta de Henrik Struves de Gotemburgo.

Se trata de la traducción al sueco del discurso con motivo de la fusión de la Falange Española con las JONS en el Cine Madrid (19 mayo 1935), con unas palabras introductorias de Carlos Oroz, fechadas en Gotemburgo en enero de 1938. Traduzco:

Introducción

Después de que los diversos Gobiernos republicanos que sustituyeron a la Monarquía en España fueron fallando, la juventud española se mostró presta a reaccionar ante semejante estado de cosas, lo que llevó a España a una profunda madurez. Los primeros brotes surgieron en la Universidad, mediante asociaciones que no se dejaban intimidar por las incesantes intimidaciones y provocaciones a que se vieron expuestas, y comenzaron a luchar contra la dictadura marxista, que había suprimido toda prensa de oposición, que persiguió implacablemente a cualquiera que no compartiera su forma de pensar.

Fue entonces cuando surgió la Falange Española de las J.O.N.S, que en poco tiempo se hizo visible mediante el liderazgo de un joven líder, lleno de optimismo, que, más allá del nombre, es hoy en día una referencia de la que se habla con reverencia: José Antonio Primo de Rivera, una personalidad de brillante talento.

Con su poderosa elocuencia y un absoluta entusiasmo por sus ideas, José Antonio Primo de Rivera se hizo con una fulminante reputación pública, que, apenas unos meses más tarde, lo llevó como electo al Parlamento ante la esperanza de sus partidarios y el aplauso de otros muchos que veían en él una renovación de la política española.

El discurso que José Antonio dio en el cine más importante de Madrid -abarrotado- el 19 de mayo de 1935, resultó ser una premonición de lo que vendría después.

Cuando la “Falange Española Tradicionalista y de las J.O.N.S.”, representante de la nueva España, se forma y asume las antiguas enseñanzas de la Falange, los 26 puntos que conforman su programa, la profecía de José Antonio Prima de Rivera, revela un análisis literario y político que se debe conocer para penetrar verdaderamente y para comprender el verdadero espíritu de la España del General Franco.

José Antonio fue perseguido por sus ideas y encarcelado repetidamente sin cometer otro delito que el de amar a su patria. José Antonio Primo de Rivera no sólo fue el que abrió paso a la juventud española, sino que se convirtió en el héroe de la Nueva España y en el mártir que le ha dado vida, gracias a lo elevado de sus ideales.

Gotemburgo, enero 1938, II. Carlos Oroz.

Maria Kousnezowa en una postal de Ferd Flodin de 1919 (Estocolmo)

Esta semana he encontrado en un mercadillo de Estocolmo una fantástica postal del fotógrafo sueco Ferd Flodin (Estocolmo, 1863-1935), en la que aparece, ni más ni menos, que Maria Kousnezowa en pose de “spansk dans” (“danza española”).

La postal está matasellada en 1927, pero la fotografía está fechada en 1919. El texto dice:

Käre Otto, En god fortsättning på midsommar. Vi går inte ifrån våra gamla vanor som du ser. Linder hälsar att han skall sända korten snart, men han har så oerhört mycket att göra. Kära hälsning Tusse. ["Querido Otto: Espero que sigas bien después de "midsommar". Como ves, nosotros hemos abandonado nuestros buenos hábitos. Linder dice que te mandará las fotos pronto, pero ahora está muy ocupado. Saludos, Tusse"].

Maria Nikolaevna Kuznetsova (Odessa, 1880- París, 1966) fue una gran soprano y bailarina rusa que salió de su patria a causa de la revolución, vestida de grumete en un barco rumbo a Suecia. En el exilio, colaboró y aportó financiación a los ballets rusos de Sergei Diaghilev.

La foto de Flodin corresponde a su debut (1919) tras su salida de Rusia, que tuvo lugar en la Opera de Estocolmo. Su afición a la música y la danza popular española se mantuvo a lo largo de los años. En los años 20 contribuyó a la difusión de la danza española por el mundo, e incluso en fecha tan tardía como 1947 retomó su colaboración con Rolf de Maré en Copenhague en un evento en el que se presenta así: “Songs and dances of Spain, by Maria Kousnetzoff and a flamenco group”.

En cuanto a Ferdinand Flodin -que se educó en Boston- destaca por sus retratos fotográficos de figuras del teatro sueco, que solía hacer -a partir de 1907- en su estudio de la calle Hamngatan, donde, sin duda, hizo este. Una gran parte de su obra se conserva en el Fotografiska museet de Estocolmo.

Recomiendo el excelente libro de Christer Törnkvist: Hovfotografen Ferdinand Flodin 1863-1935: en levnadsbeskrivning : fotografering av sceniska artister. Uppsala: Uppsala universitet, Konstvetenskapliga institutionen, 2015.

Carlos Oroz y el Spanska Institutet (1929), o la creación de una incipiente infraestructura cultural hispana en Estocolmo a finales de los años 20. Correspondencia con Ramón y Cajal

He tratado de la figura de Carlos Oroz en algunos artículos, entre los que destacaría “De Sigtuna a Marcelino. La enseñanza del español en Suecia antes del boom turístico (1929-1959)”. En: Actas del Encuentro de Profesores de Español en Escandinavia 2015, Madrid, Instituto Cervantes, Centro Virtual Cervantes, 2015, pp. 113-128. NIPO: 503-15-039-0

Oroz fue uno más de los protagonistas de la vida cultural hispana en Suecia a partir de finales de los años 20, fecha en que empiezan a llegar lectores de español a las universidades suecas, en general becarios que han pasado por Berlín, y pretenden -por diferentes razones- ampliar estudios: Ramón Iglesia Parga (lector en Gotemburgo, 1928-1932), Joaquín Herráiz (lector en Uppsala, 1931), o el propio Carlos Oroz, que sustituye a Herráiz en 1932 en Uppsala, y que obtendrá la cátedra de español de la Universidad de Gotemburgo en 1934, mientras colabora activamente con la Legación de España en Estocolmo, antes de que la Guerra Civil alcance tumultuosamente a la colonia hispana en Suecia y se haga falangista.

En esta entrada me limito a aportar un nuevo documento relacionado con las primeras actividades de Oroz, en concreto con la fundación de una “institución” que conozco poco aún: el Spanska Institutet para la difusión de la lengua y literatura españolas en los países escandinavos., de la que era director. Estaba situada en la segunda planta este edificio de la Jungfrugatan 5 de Estocolmo.

El 13 de marzo de 1929, Oroz le pide a Ramón y Cajal en carta mecanografiada algún libro y una fotografía para colocar en el Spanska Institutet, “recientemente inaugurado en esta localidad”. El científico le contesta el 1 de abril y le manda la foto con dos libros, que no sabemos cuáles pudieron ser. Hay borrador de esta carta.

La importancia de estos documentos radica en la datación cierta de una actividad de divulgación hispana en Estocolmo mediante la creación de una primeriza infraestructura a partir de c. 1928.

Åke Åkesson (1910-1989) en Ibiza (1952)

Åke Sigvard Åkesson (Lund, 1910-Malmö, 1989) fue un pintor, dibujante y artista gráfico sueco.

Estudió con Jean Fautrier en la Académie de la Grande Chaumière de París, que compaginó con viajes de estudio a España, Países Bajos, Finlandia y el Norte de África.

Obra suya se expone en el Museo de Kalmar, donde encontramos una kitografía hecho en Ibiza en 1953.

En un mercadillo he encontrado este sobre, vacío, dirigido a Ibiza (26.05.1952) desde Malmö, por A. Åkesson (Fosievägen 72, Kulladal, Suecia).