Archivo de la categoría: Política

Reedición de “Canciones de la Resistencia Española” (Estocolmo, 1964), de Chicho Sánchez Ferlosio


Este lunes 11 de junio de 2018 ve la luz un proyecto en el que hemos trabajado un grupo de amigos durante los últimos diez meses.

Partiendo de cintas inéditas que yo mismo he ido encontrando en Estocolmo, mediante una investigación que comienza en 2014 (Ferlosio 64), se han conseguido recuperar las primeras grabaciones de Chicho Sánchez Ferlosio, 54 años después de su edición anónima como “Canciones de la Resistencia Española” (1964), en Suecia.

La reedición corre a cargo de Madmua Records. Consiste en un 10″ (mismo formato que el original), que incluye una canción adicional e inédita, y le acompaña un 7″ con cuatro canciones populares de la Guerra Civil Española -grabadas en las mismas sesiones- que jamás fueron editadas. Contiene un libreto de 12 páginas, en el que publico el texto “Entre el pozo y la besana, entre el torno y el telar”.

Son 500 copias numeradas. El precio es de 20 euros. Se consigue escribiendo a info@madmuarecords.com – Canal YouTube: Canciones del disco

Reacciones:
“Una nueva vida para las ‘Canciones de la resistencia’ de Chicho Sánchez Ferlosio”. El Heraldo de Aragón. 11.06.2018
menéame. 16.06.2018
Máximo Pradera: “Chicho”. Público. 14.06.2018
“Entrevista con Ana Guardione”. A vivir que son dis días. Cadena Ser. 16.06.2018

Antonio Rodríguez Luna (1910-1985) en la revista “Konst och Kultur” (1947), con Serrano Plaja y Dethorey

Una de las presencias que más llaman la atención el el número monográfico dedicado a España en agosto de 1947 por la revista comunista sueca Konst och Kultur, es la del cordobés Antonio Rodríguez Luna (Montoro, 1910 – Córdoba, 1985).

Bajo el título de “Rodriguez (sic) Luna – en konstnär aktiv i frihetkampen” (“Rodriguez Luna – un activista en la lucha por la libertad”) se reproducen unas palabras suyas y dos de sus tintas chinas pertenecientes a los truculentos Dieciséis dibujos de guerra (Valencia, Nueva Cultura, 1937): Arkebusering på tjurfäktningsarenan i Badajoz (“Fusilamientos en la plaza de toros de Badajoz”) y Alla med i kampen mot fascismen (“¡Todos en pie frente al fascismo!”). Surrealismo barroco de carácter político.

Lo más lógico es que su presencia en esta revista sueca se debiera a la iniciativa de Ernesto Dethorey, que publica un extenso artículo titulado FRANCO, den spanska kulturens dödgrävare (“FRANCO, el enterrador de la cultura española”).

También se publica en sueco la traducción de un poema de Arturo Serrano Plaja, de su libro El hombre y el trabajo, Barcelona, 1938): Boktryckarna (“Los impresores”), en excelente traducción de Gunnar Törnqvist.

En definitiva, Dethorey en el ensayo, Rodríguez Luna en la plástica (también hay una página dedicada al Guernica de Picasso) y Serrano Plaja en la poesía son los nombres que en 1947 aparecen en este monográfico sueco contra el franquismo, propbablemente motivado con la idea de hacer presión para que el régimen cayera tras el fin de la Segunda Guerra Mundial.

En su ciudad natal, Montoro, existe un Museo Antonio Rodríguez Luna.

Dan Hylander y la visión “romántica” de Cataluña en Suecia (1981). El irresponsable cóctel de las bombas y el amor

Los estados de ánimo se ven afectados normalmente por hechos tan nimios como una canción. En mi opinión, una parte de la imagen que suscita el proceso político de Cataluña en Suecia tiene relación con una canción: “Farväl till Katalonien” (“Adiós a Cataluña”), de la banda de Dan Hylander, que se hizo popular en 1981.

Rock del montón (melodía de guitarra vagamente melancólica, cierta elegancia en los arreglos de piano, unos coros de los que gustan a toda la familia…), con una letra romántica, dulce, que evoca las noches tibias de las Ramblas, el sueño de un Mediterráneo apacible, lejos de la oscuridad nórdica, la pasión y la fiebre artificiales del turismo de masas “pensión completa”.

En definitiva, un cóctel molotov de naderías sumamente efectivo, ya que esconde la absoluta incomprensión de la Historia de España y de la realidad compleja de Cataluña.

En el fondo, el fugaz amor por una chica catalana, de la que sabemos que está llena de “demonios” que “tienen razón”, y que participa en la voladura de unos grandes almacenes (seis años más tarde se producirá la matanza de Hipercor).

Esa imagen romántica de amor, terrorismo, pasión, labios, bombas y libertad, anuncia, en mi opinión, un cóctel indigesto que ha marcado la visión de España en países como Suecia, de una forma tan frívola como irresponsable. Y lo peor es que esa mirada se mantiene, como puedo comprobar en estas semanas.

Så som barn i Barcelona när vi möttes som i trance
Över Ramblas ljumma nätter sjöng vårt blod i febrig dans
Vi dränkte våra jävlar och vi drack för drömmarna
för att jag alltid skulle älska dig med samma galna glöd
Jag minns ett särskilt leende, ett skratt i ögonvrån
ett sätt att hålla glaset och ett stycke av en sång
Bara skärvor av ett liv som var så nära mig just då
Att mina läppar skalv av kärlek när dom viskade ditt namn

Aha, Aha, farväl till Katalonien
Aha, Aha, farväl till Katalonien

Vi lekte med vår frihet under samma heta sol
men dina djävlar fanns på riktigt
mina var delirium
På den allra sista kvällen satt jag tyst och söp mig full
och samma natt ni sprängde varuhuset sov jag av mitt rus
På vägarna i Lissabon grät jag tyst ditt namn
för att känna all din kärlek ligga nära mig igen
Om än tiden har förändrat mig sopat mina spår
finns det skrymslen där jag alltid är den samme, nu som då
Aha…

Como niños en Barcelona que se encuentran como en trance
en la tibia noche de las Ramblas, cuando la sangre canta en una danza de fiebre
así fue que nos bebimos nuestros deseos más feroces, nuestros sueños.
porque yo siempre te quise con el mismo brillo loco
Y recuerdo una sonrisa diferente, una risa delirante en los ojos,
una forma de sostener el vaso, y el estribillo de una canción
Sólo fragmentos de una vida que entonces me era tan cercana
que mis labios temblaban de amor si susurraban tu nombre

Aha, Aha, adiós a Cataluña
Aha, Aha, adiós a Cataluña

Jugábamos con nuestra libertad bajo el mismo sol ardiente.
pero tus demonios tenían razón
los míos eran delirio
La última noche me la pasó borracho y en silencio
y la noche que volaste por los aires los grandes almacenes me la pasé durmiendo la resaca
Por las carreteras de Lisboa grité silenciosamente tu nombre
para intentar sentir de nuevo tu amor cerca de mí
Aunque el tiempo ha cambiado, me tragué las pistas
existe el horror donde siempre soy el mismo, de vez en cuando

Aha …

Sellos republicanos de la Guerra Civil española

No tengo ninguna afición filatélica. Sin embargo, cuando veo en Estocolmo algún sello español de la Guerra Civil suelo llevármelo.

Esta semana he encontrado un cartuchillo con unos 20 sellos republicanos. Hay 3 sellos de Asistencia Social de Denia (Alicante), de una gran calidad artística y material.

Los sellos catalanes son modestos, los hay de Montcada i Reixach, Tortosa, y Espluga de Francolí. Hay cupones, y sellos valencianos (aparte de las joyas de Denia): de Vall de Uxó, de Teulada y de Asistencia Social de Alcira. Finalmente, hay un sello de Mahón, otro de Solidaridad proletaria (CNT-UGT) de Santiago de la Espada (Jaén), uno más, en pro de la cantina infantil de Villarrobledo (Albacete), y dos más curiosos, uno del Consejo de Asturias y León, y un sello “antifascista” de Villanueva (sic; imposible, por tanto, de identificar).

Tengo muchos más sellos, también de la zona nacional, encontrados en los mercadillos de Estocolmo, pero quería dar cuenta de este lote captado esta semana, por curiosidad.

El “Guernica” de Picasso en Escandinavia (enero-abril, 1938 y 1956)

Foto: Montaje de la Exposición "Guernica, avec 60 études", en el Nationalmuseum de Estocolmo (19 octubre-1 diciembre 1956).

No sé hasta qué punto se conoce que la primera salida del Guernica de Picasso, una vez expuesto en el Pabellón de España en la Exposición Internacional de París de 1937, fue como parte de una muestra itinerante integrada por 118 obras de Henri Matisse, Georges Braque, Henri Laurens y el propio Picasso, que organizó el galerista parisino Paul Rosenberg y que recorrió Noruega, Dinamarca y Suecia, desde enero a abril de 1938.

En Noruega -donde se hizo el catálogo, la exposición estuvo en la Kunstnernes Hus de Oslo. En Dinamarca la muestra pasó al Statens Museum for Kunst de Copenhague. En Suecia, estuvo en el Konsthallen, de Gotemburgo, y en el Liljevalchs Konsthall, de Estocolmo. El intermediario de esta gira fue Walther Halvorsen, entusiasta comisario de exposiciones de arte francés en los países nórdicos desde el fin de la Gran Guerra.

El dinero para las exposiciones suecas lo pusieron el Föreningen för Nutida Konst de Estocolmo (comisario: Gustaf Engwall), y el Göteborgs Kontsförening (comisario: Tor Bjurström). De Picasso, considerado como artista francés, se expusieron 64 obras (1908-1937), siendo la última el Guernica, del que se destaca en el catálogo:

Den djupa lidelse, som Picasso givit uttryck åt i sina senaste verk, jag tänker närmast på teckninganrna och texten till Songes et mensonges de Franco och den mäktiga fresken Guernica i spanska paviljongen på Expo 1937, bör ha övertygat även de mest klentraogne om att han vill något annat och djupare än även den mest nya och revolutionerande form, och att han alltid har velat det.

La profunda pasión que Picasso plasmó en su último trabajo, estoy pensando en los dibujos y el texto de #Songes et Mensonges de Franco” y el poderoso aire fresco del Guernica en el pabellón español de la Expo 1937, debería haber convencido incluso a los más dudosos a la hora de pedir diferente y más profundo que la forma nueva más revolucionaria nueva, algo que siempre quiso.

Esta es la reproducción del Guernica en el catálogo publicado en Oslo en 1938: