Archivo de la categoría: Libros de viaje

Tove Jansson en España (1964)

978849416525Sobre el viaje de Tove Jansson a España en 1964:

«Tuulikki recalled Tove working on Moominpappa at Sea [Pappan och havet, 1965] during a trip to Portugal and Spain in 1964. The return home soon turned into a nightmare, as the manuscript, a thick blue notebook, vanished and would, it seemed, have to remain in Granada».

Al final estaba debajo de una cama.

Viaje a Estocolmo (1962), de Vicente Ramos

Ramos_EstocolmoOtro de los libros de viaje más interesantes publicados por visitantes españoles en Suecia es Viaje a Estocolmo (Alicante, Manuel Asín, 1962), del alicantino Vicente Ramos (1919-2011).

Vicente Ramos se había ganado cierta reputación como experto en Gabriel Miró, cuya casa-museo dirigía. En el verano de 1957 recibió la visita de un grupo de universitarios suecos. Mateo Pastor-López, que era lector en la Universidad de Lund, y su mujer Estrid Karlsson, lo invitaron a pasar una temporada dando clases en Estocolmo.

Ramos aterrizó en Arlanda a principios de 1958 e inmediatamente se puso a dar clases de lengua y literatura españolas en la Universidad de Estocolmo (llamado por el benemérito Bertil Maler), tras haber pasado por la Kursverksamheten. En junio de 1958 regresó a España. Sin embargo, ante la insistencia olmense, aceptó retomar su estancia durante el año académico 1958-1959, ampliando docencia con cursos monográficos en el Instituto Iberoamericano de Estocolmo, y dando charlas y conferencias en diversas entidados como la Borgarskolan, la Sveriges Radio o la Universidad de Uppsala, a la que lo invitó Carin Fahlin.

Ramos nunca terminó de sentirse cómodo en Suecia. Echaba mucho de menos su tierra alicantina, pero aprovechó la estancia para estudiar el país, publicar los artículos que contiene este libro (de gran interés) y preparar una excelente antología de Poetas suecos contempráneos (Madrid, Adonáis, 1960), en colaboración con Greta Engberg (1922).

Peman_Ramos_EstocolmoEl libro lleva prólogo de José María Pemán, que estuvo de visita en Suecia en octubre de 1958, donde coincidió con Ramos [foto a la derecha]. Apenas tiene desperdició. Me limito a copiar la siguiente observación, muy atinada:

Hasta llegar al nivel de una mínima y necesaria confianza, el ejercicio docente está lleno de dificultades y desesperanzas. Resulta, en principio, casi imposible establecer diálogo con el alumno, primero, porque teme cometer alguna falta, y, segundo, porque no se preta -así lo confiesan- a ser sujeto de críticas ajenas. Ante estas dos posibilidades, prefiere guardar silencio.

Recuerdo a un amigo y compañero, nacido en Castellón, que, recién llegado a Estocolmo, vino a suplicarme que le sustituyera en sus clases, pues no podía soportar el hermetismo de sus alumnos. La rigidez de aquéllos con quienes tenía que conversar en espanol, le desató una auténtica crisis nerviosa. Le ayudé. Me encargué de aquella clase y, al poco, tranquilizado, pudo mi amigo reemprender la docencia.

Para mí que Ramos está hablando de sí mismo con la excusa del amigo, pero cualquiera sabe.

Turismo y poesía sueca en los años 50. «Poeter på resa» (1959) y otros poemas de la década

poeterparesaPoeter på resa («Poetas de viaje», FIB:s Lyrikklubb, 1959) es una antología de Birger Norman que se publicó en 1959 como «årsbok» («anuario») del FIB:s lyrikklubb sueco.

Para mi sorpresa, en esta antología sólo hay 3 poemas que tratan de España: «Mallorca» (p. 37), de Lennart Hellsing, «Spaniens blinda» («Ciegos de España», p. 41), de Hanserik Hjertén, y «De minns». Lorca – Granada» («Recuerdan. Lorca – Granada», p. 54), de Karin Lyberg.

Los tres son poetas menores, y los poemas son los siguientes (espero traducirlos someramente pronto):

    Lennart Hellsing: «Mallorca»

    Under vårgökarnas rop
    genomströvades Palmaslättens mandelskogar
    Pedros hår var kortklippt
    med anledning av militärtjänstgöringen,
    men vi anropade glada i hågen
    alla flickor vi fick syn på!
    Eftersom vi druckit sött vin
    på snart sagt varenda bodega under vägen
    kom vi inte fram till Valdemosa den dagen
    utan somnade 200 meter därifrån,
    lyckliga som två ägg, under en gammal oliv
    krökt av tusenårig gikt.

    Entre el grito de los cuclillos de primavera
    que atraviesan los almendrales de Palma
    le han cortado el pelo a Pedro
    porque se iba a la mili,
    mientras nosotros alegremente llamábamos
    a todas las chicas que pasaban.
    A causa del vino dulce que bebimos
    en cada una de las bodegas del camino
    no pudimos llegar de día a Valdemosa
    nos quedamos a 200 metros,
    felices como dos huevos, bajo un antiguo olivo
    torcido por una gota milenaria. (con "gota" se refiere a la enfermedad)

    Hanserik Hjertén: «Spaniens blinda»

    I Algeciras stod en halvblind man.
    Han blinkade ängsligt
    mellan hav och strand.
    Stod vid havet till
    Afrikas mörka land.

    I Madrid stod blinda med sitt kram
    mot sprucken husvägg.
    Som under en osynlig
    bindel skakades de av
    glömskans ljudlösa salvor.

    I min dröm står än de blinda, poster
    och vågvisare in mot
    det bottenlösa djupet,
    som med svagt rykande
    vekar från Spaniens skymning.

    Och jag skall alltid se dem, så länge
    detta skarpa ljus
    faller över min själs
    Puerta del Sol: ty av
    syn och blindhet måste
    endera mistas.

    Había en Algeciras un hombre medio ciego.
    Guiñaba un ojo ansiosamente
    entre el mar y la playa.
    Estaba junto al mar
    de frente a las oscuras tierras de Africa.

    Había unos ciegos en Madrid con sus despojos
    apoyados contra un agrietado muro.
    Como si los hubiera herido
    bajo una invisible venda
    la tralla silenciosa del olvido.

    En mis sueños están quietos los ciegos, boyas
    y señales dentro de
    las profundidades insondables,
    como débiles pabilos humeantes
    del crepúsculo de España.

    Y siempre voy a verlos, siempre que
    esta fuerte luz
    cae sobre la Puerta del Sol
    de mi alma: pues entre
    la visión y la ceguera
    una al fin debe desaparecer.

    Karin Lyberg: «De minns». Lorca – Granada»

    I gryning vit som silver
    har månen hängt sin bleka kniv
    högt över balustrader och balkonger

    men vinden bär en biter doft
    i gryning kall som silver –
    i branta gränder
    till sovande alkover
    varför bär vinden doft
    av vild agaver?

    Gitarrer
    cittra tamburiner brist itu
    det finns en mur som aldrig sover

    bergen vakar de vet de minns
    ruinerna bergen agaverna minns

    de vaka över de döda
    de talar de vet de minns

    Det finns en mur som aldrig sover.
    Vinden bär en bitter doft.
    Gryningen är hård som silver.

    Al amanecer blanca como la plata
    ha colgado la luna su pálido cuchillo
    muy por encima de balaustradas y balcones

    pero el viento trae un olor amargo
    en la madrugada fría como la plata -
    por las empinadas callejas
    hacia las alcobas del sueño
    ¿Por qué esta fragancia de pitas
    silvestres en el viento?

    Guitarras
    cítaras panderetas cesad
    hay una pared que nunca duerme

    las montañas velan saben recuerdan
    recuerdan las ruinas, las montañas, las pitas

    velan a los muertos
    hablan saben recuerdan

    Hay una pared que nunca duerme.
    El viento trae un olor amargo.
    El amanecer es duro como la plata.

Ni Lasse Södeberg ni Tomas Tranströmer, que tenían ya una fuerte vinculación con España, aparecen con temas españoles en esta antología. Tranströmer lo hace con un poema sobre los Balcanes (“Resans formler”, «Fórmulas de viaje»), a pesar de que en su libro de 1958 –Hemligheter pa vägen (“Los secretos del camino”, 1958)- había unos versos titulados «Caprichos», vinculados geográficamente a Huelva. Hay datos sobre la relación hispánica de Södeberg y Tranströmer en la autobiografía del primero: En vinter på Ibiza (“Un invierno en Ibiza”, 2008).

En cuanto a Lasse Söderberg, hay que recordar que sus dos primeros libros están llenos de motivos peninsulares. Por ejemplo, en Akrobaterna (“Acróbatas”, 1955), su poemario de debut, hay un poema dedicado a Alberti:

    Rafael Alberti 1936

    Sängare i rustning av dagg, sangare
    under kanonen, stjärnan och silversmedjan,
    Rafael Alberti församlad i sig själv och spridd för vinden
    öppen i sin blasiga apelsin, sluten i sina taliga drömmar,
    gatfull som ett hus dolt i murgröna.

Y en su segundo poemario –Fågeln i handen («Pájaro en mano», 1955)-, encontramos estos versos sobre Gabriel Celaya:

    Celaya: namn i vinden
    (Eftermiddag i San Sebastian)

    Dina dikter, Celaya, är rymliga
    som stora korgar, djupa som andetag.
    Skönheten är i dem endast nagot avlägset
    och förlorat, stenen ett levande hjärta.

    Unga dikter i Spaniens gamla vind
    utan nagot annat förflutet än människans
    oerhörda möjlighet. Dikter som när tva vänner
    utväxlar ett handslag pa gatan.

    Gabriel Celaya, Rafael Múgica, Juan
    de Leceta, upprätt i dina öppna namn
    lär du oss vara en bland manga
    med diamantens motstandskraft.

    Jag läser dina dikter i norr
    jag läser dem i vinden där sjöfageln
    tänds och slocknar, i vinden
    som samlar halm, som sveder alla ord.

    Och i din stad vid havet
    känner jag köttet som vind, hjärtat som vind
    och ser tyngdlagens alla dörrar svänga
    i var blasande verklighet.

En la década de los 50 es importante señalar también la serie de poemas “Cantos y santos”, que se incluye en el poemario Nya sidor och dagsljus («Nuevas páginas y luz matinal», 1952), de Ragnar Thoursie, así como también los “Tre dikter från Spanien” («Tres poemas desde España»), en Vindbrygga (“Puente levadizo”, 1954), del poeta Lars Fredin.

Lennart Olson, o el último testimonio de los gitanos y el flamenco en el Sacromonte de Granada (1962)

En 1962 un equipo de la televisión pública sueca SVT (Sveriges Television), dirigido por Lennart Olson y el guitarrista Dan Grenholm, grabó en Granada las últimas imágenes que tenemos de la vida de la comunidad gitana del Sacromonte.

Podemos suponer que Olson se ocupó de los aspectos más cinematográficos, pero que la idea de documentar el flamenco de los gitanos andaluces en 1962 pudo ser del guitarrista sueco Dan Grenholm (1921-1995), que ya había trabajado en Suecia con el «bailaor» granadino Raimundo Heredia Heredia (1938- ), sobre todo en la película Vägen genom Skå (1957), para el que compuso unas alegrías, que baila Heredia en el filme.

Olson y Grenholm irían posteriormente al País Vasco, para preparar dos documentales de media hora sobre la vida y el folklore en el País Vasco.

El documental fue emitido el 8 de septiembre de 1962, con el título de Flamenco, möte med spanska zigenare («Flamenco, encuentro con los gitanos españoles»). En esta época, el barrio del Sacromonte de Granada estaba en todo su apogeo. Las cuevas rebosaban de vida y de arte, también de miseria: ”los únicos que engordan aquí son los piojos”, asegura el locutor del documental (el mismísimo Daniel Grenholm), en una de las pocas frases en castellano que se atreve a pronunciar.

Los primeros 11 minutos están dedicados al Sacromonte (después los realizadores se van a Sevilla). Hay una versión completa en este enlace:

Se trata del último testimonio de la vida de los gitanos granadinos del Sacromonte antes de las inundaciones de principios de 1963, que supusieron el traslado forzoso de toda la comunidad, es decir, la desaparición de la vida gitana del Sacromonte, que, en poco tiempo, se convirtió en un lugar comprado/habitado fundamentalmente por extranjeros, convertido en parque temático turístico. Alvaro Calleja lo ha contado magníficamente en este texto: «La lluvia que silenció el Sacromonte».

Según los comentarios de youtube se ve a varios miembros del clan de los papasfritas, que se fue a Málaga: Teresa, cantando, El Perche (el hombre que se ve al principio con un niño), Luis Heredia "el Millonario" (bailando de niño, empezó a bailar en la cueva de María la Canastera), Antonio Heredia "el Papasfritas" (bailando con una máquina de pelar a las bestias, padre del Millonario), Josefa (la madre, que hace palmas con un pañuelo en la cabeza), La Muté (la abuela que sale discutiendo con unos chaveas), etc...

En este otro documento se recoge el testimonio de Curro Albayzín y otros protagonistas de la evacuación del barrio en 1963, sólo unos meses después. La vida gitana del Sacromonte había muerto para siempre, así como lo mejor de la tradición flamenca granaína:

Suecia como modelo para la regeneración de España en Antonio de Zayas Beaumont (1907)

Zayas_1903Es bastante conocido que Antonio de Zayas-Fernández de Córdoba y Beaumont, duque de Amalfi (Madrid, 3 de septiembre de 1871 – Málaga, 1945), diplomático y poeta modernista casticista, pasó varios años en Suecia.

    Tengo bastante documentación inédita sobre su estancia en estas tierras, pero la publicaré en otro sitio [esta foto de la derecha es de 1903, cuando Zayas está en Estocolmo]

Antonio de Zayas ocupó dos veces cargos diplomáticos en Suecia. La primera vez, de diciembre de 1902 a julio de 1904. En la revista «Helios» se publican colaboraciones suyas fechadas en Estocolmo, como un texto sobre Góngora y Antonio Machado (Helios, 1, 159-161, f. 23 abril 1903). Se fue de la ciudad antes de que la Academia Sueca le concediera el Premio Nobel de Literatura a Echegaray en 1905, firmando la carta de protesta contra el homenaje al dramaturgo de marzo de 1905.

La segunda estancia en tierras suecas fue durante la Gran Guerra (1914-1918). Me interesa más esta segunda estancia, pero es mucho más conocida la primera.

Ensayosdecritica00zayauoft.djvuDe hecho, en las bibliotecas suecas se encuentran con relativa facilidad libros suyos del período 1902-1910: Joyeles bizantinos (1902), Retratos antiguos (1902), Paisajes (1903), Noches blancas (1905), Leyenda (1906), Ensayos de crítica histórica y literaria (1907), Reliquias (1910)…

Las dos obras más destacadas hasta ahora son su libro de poemas Noches blancas (1905), y el ensayo «Psicología y costumbres del pueblo escandinavo», incluído en Ensayos de crítica… (pp. 179-235).

En este texto destacan las siguientes líneas de fuerza:

  • Zayas considera que las características del pueblo sueco son independientes de su religión. Lamenta que Gustavo Vasa los hiciera luteranos, pero piensa que, si fueran católicos, actuarían igual. Por este motivo, las virtudes escandinavas pueden alcanzar un mayor grado de desarrollo en un pueblo católico como el español.
  • Le llama la atención el silencio y el pudor de los suecos, virtudes positivas que tienen que ver con el clima (el frío obliga a la disciplina para sobrevivir, mientras que el clima cálido favorece la pereza, ya que la supervivencia se da sin esfuerzo), y que fomentan «la perseverancia de la voluntad, más amiga de laborar sordamente que de levantar estrépito con la predicación de redenciones utópicas». Los suecos defienden sus tradiciones, al mismo tiempo que están abiertos a la innovación moderna.
  • Alaba el sistema educativo sueco, basado en una potente instrucción primaria, una doctrina moral sólida, y una educación superior escasa, pero focalizada en líneas de investigación eficaces, debido a la tenacidad en el esfuerzo.
  • La tesis central del ensayo se basa en la búsqueda de un modelo alternativo al francés para «el mejoramiento y regeneración de nuestra patria». Escandinavia puede representar ese modelo nuevo, menos decadente que «lo que nos viene de Francia», más centrado en el hacer que en el aparentar, más orientado al «bienestar material por que nosotros tan viva e irreflexivamente suspiramos».
  • Zayas resalta un gran contraste entre Suecia y España, que tiene relación con la falta de imaginación. La monotonía del paisaje sueco se corresponde con la monotonía de su alma, pero refuerza sus «hábitos de trabajo», su constancia, que es lo que le falta a España, donde la mayor imaginación se pierde por falta de perserverancia.
  • Los grandes defectos de Suecia son: el egoísmo y la hipocresía (propio de los pueblos luteranos), su tendencia (lógica, para defenderse del frío) al alcoholismo, y su relajación moral en las relaciones entre hombres y mujeres. Sus grandes virtudes: la tenacidad y la honestidad.

En definitiva, Zayas se sitúa con esta conferencia en la línea del regeneracionismo maurista, católico y conservador, alejado de Francia. El mejoramiento de España debe venir, en su opinión, de un casticismo basado en modelos más eficientes y limpios, que proyecta en Escandinavia, con la salvedad de sus costumbres sexuales.

La «periferia» (Norte-Sur) es lo que une lo español y lo escandinavo, en relación de contraste con un centro que estaría situado en París.

Esta operación intelectual es similar a la que sitúa, en el debate sobre modelos sociales y culturales alternativos al francés, a países «periféricos» como Bélgica. Zayas es uno de los eslabones que cierran la cadena sanitaria por el Norte, poniendo a Suecia como ejemplo para la europeización de España a principios del siglo XX, antes del estallido de la Gran Guerra:

El espíritu francés es antagónico del espíritu escandinavo; aquél es de percepción rápida, éste de asimilación tardía; el uno es frivolo, ágil, deslumbrante; el otro grave, rígido, sombrío; el francés ama las síntesis, es apto para las condensaciones superficiales; el sueco es devoto del análisis, idóneo para abismarse en alambicar los detalles.