Archivo de la categoría: Iconos

Sellos suecos de reyes españoles c. 1900

sellosNo colecciono sellos, ni me interesan, a no ser que tengan algún valor cultural muy concreto.

El otro día encontré esta serie de 9 sellos suecos, de c. 1900, dedicada a reyes españoles, desde Carlos III a Alfonso XIII. Son estampas monocromas, sin valor nominativo, rectangulares, que se dividen en dos partes: en la superior, aparece un dibujo del busto real enmarcado, mientras en la inferior, se detallan, en ortografía sueca decimonónica, el nombre, la condición, la casa real a la que pertenece, las fechas de reinado, así como las fechas de nacimiento y muerte.

Los reyes son: Karl III, Karl IV, Josef (Ätten Bonaparte), Ferdinand VII, Don Carlos (Spansk Tronpretendent), Isabella II, Amadeus I, Alfons XII, Alfons XIII.

Llama la atención la consideración de José Bonaparte como Rey de España (1808-1813), así como la aparición del pretendiente Don Carlos (lo que indica la importancia del carlismo en la época). El sello de Alfonso XIII es una versión de la típica imagen de cadete quinceañero, popular a principios del siglo XX en España, por lo que la serie puede ser datada hacia 1901-1902.

La verdadera historia del toro Ferdinand y la Guerra Civil Española (1936-1938)

A9RA7BBEsta próxima Nochebuena a las 18:10 se emite en la STV1 sueca el documental Tjuren Ferdinand – den sanna historien («El toro Ferdinando – la historia real», 2014), un proyecto del director Johan Palmgren.

Cada Nochebuena millones de suecos se sientan delante de la tele para ver la historia del toro Ferdinand (Disney, 1938). Lo que pocos saben es que se trata de un toro que existió en la realidad, pero su destino fue diferente al del cuento.

La película de Disney se basa en The Story of Ferdinand (Viking Press, 1936), la obra más conocida de Munro Leaf, ilustrada por Robert Lawson:

“Once upon a time in Spain there was a little bull and his name was Ferdinand”.

civilon_ferdinandSe trata de un libro para niños publicado en 1936; estuvo prohibido en varios países, considerado, según el caso, como una obra pacifista o politizada (comunista, fascista, anti-comunista o anti-fascista).

Si hay relación entre ambas historias, la real y la literaria, no la conocemos, o bien se trata de una casualidad afortunada. Al parecer fue escrito en 1935, aunque se publicó en septiembre de 1936. La conexión entre realidad y ficción está por aclarar, pero la coincidencia de Civilón y Ferdinand en el tiempo y el espacio es sorprendente. La historia de Civilón, el «toro manso» tuvo una amplia cobertura mediática (la revista Estampa le dedicó varias portadas y muchas páginas durante 1936; de hecho, lo del toro Civilón podría considerarse una exitosa operación de «storytelling» periodístico mantenido durante meses por la revista), de modo que pudo llegar de alguna forma a conocimiento de la autora.

El documental promete ser una investigación apasionante con testimonios inéditos que acreditan el trasfondo real de la historia del pacífico toro nacido en Salamanca (aunque en la historia original las ilustraciones indican Ronda), conocida por todos los suecos.

civilonEl documental cuenta la historia de Civilón, desde su crianza en los campos de Salamanca hasta la legendaria corrida de la Monumental de Barcelona en la que fue indultado ante el aplauso de 24,000 personas, el 16 de julio de 1936.

Dos días después estalló la Guerra Civil. Corren distintas versiones sobre la suerte de Civilón. Hay quien dice que fue sacrificado por el bando nacional, que se lo comieron los rojos en el camino de vuelta a Salamanca, hay quien dice que lo llevaron a Valencia para otra corrida, y hay quien dice que volvió a la finca sana y salvo, viviendo una vida tranquila hasta la muerte.

En este documental se habla con la familia que lo crió, así como con un testigo ocular de la inolvidable corrida de 1936. Todos tienen una historia que contar. Asimismo, se muestra por primera vez una filmación del toro, que el equipo del documental ha sacado a la luz: https://www.svtplay.se/video/2549476/tjuren-ferdinand-den-sanna-historien

Ferdinand the Bull won the 1938 Academy Award for Best Short Subject (Cartoons). This is the film.

En 2017 se estrenó una nueva versión de la historia producida por la 20th Century FOX.

El Colegio Sueco de Vacaciones (Torremolinos, 1954) o cómo nace el mito de las suecas

_wsb_622x365_Colegio+Sueco+profesor

Este post está dedicado a Alfredo Landa (1933-2013), in memoriam

Todo nace aquí. En esta foto del ABC (julio 1954) podemos ver a siete señoritas suecas en clase de español. El profesor aparece descamisado por el agobiante calor, delante de una pizarra en la que puede leerse: "El periódico es pequeño".

Esta foto me parece un documento excepcional, especialmente por la mirada entre el profesor español y la estudiante sueca. En esa mirada de 1954 hay dos mundos que se miran (se observan, se descubren) por primera vez después de mucho tiempo, y que empiezan una historia que será apasionante durante lustros. "El periódico (el mundo) es pequeño"

Como ha recordado Agustín Rivera en un artículo reciente:

La eclosión de las suecas coincidió con el Colegio Sueco de Vacaciones en España. Fue inaugurado en junio de 1954 en Torremolinos (ese año nevó en toda la provincia malagueña) y era exclusivamente femenino.

Estaba ubicado en Playamar (la zona que comprende desde el antiguo hotel Pontinental a la avenida del Lido, pasando las magníficas torres diseñadas por el prestigio arquitecto Antonio Lamela, todas con vistas al mar y de materiales de exquisita calidad).

Tengo pocas noticias sobre el desarrollo del Colegio Sueco de Vacaciones de Torremolinos (inaugurado el 15 de julio de 1954; las estudiantes venían en oleadas cada 15 días, entre julio y septiembre), pero está claro que tuvo una importancia capital en el nacimiento del «mito de las suecas» como icono de la mujer moderna.

La presencia sueca en la zona viene del impulso de los hermanos Bolín Bidwell, que fundan en 1942 el Hotel La Roca, de 28 habitaciones, pensando sobre todo en ingleses de Gibraltar. De hecho, el buque sueco «Saga» hizo el primer viaje de turismo de la posguerra, al atracar en el puerto de Málaga el 12 de noviembre de 1946, con más de doscientos turistas de varias nacionalidades. Los visitantes fueron recibidos en el Consulado de Suecia, y el director general de turismo, Luis Antonio Bolín, organizó una excursión en autobús por Andalucía, visitando Granada, Córdoba, Sevilla, Jérez y Cádiz, y a su regreso a Málaga volvieron a embarcar en el «Saga».

Sin embargo, a partir de 1960 es cuando los turistas suecos empiezan a invadir en serio la Costa del Sol, buscando una alternativa a las playas de Agadir (Marruecos), que habían sufrido un terremoto. El terremoto de Agadir marca el punto definitivo de eclosión del mito de las suecas.

    Me consta que, si alguien sabe sobre el Colegio Sueco de Vacaciones es Antonio C. Blanco Cabrera. Esperemos que algún día nos ilumine más sobre este tema.

Åsa-Nisse på Mallorca (1962)

Åsa-Nisse es un personaje muy popular en Suecia, obra del dibujante Stig Cederholm (1905-1980). Su primera aparición fue en el semanario Tidsfördriv («Pasatiempo»), en 1944.

Åssa-Nise es un viejecito que vive con su mujer Eulalia en una granja en el campo en la ciudad de Knohult, en Småland. Muy a pesar de su mujer, se mete en todo tipo de líos, junto a su amigo Klabbarparn.

Åsa-Nisse es aficionado a la caza furtiva, bueno por naturaleza, ingenioso, inventivo, pero siempre metido en problemas con la policía. Habla en el dialecto de Småland, algo que forma parte de lo cómico del personaje.

En 1962 Börje Larsson rueda Åssa-Nisse på Mallorca («Åsa-Nisse en Mallorca»). La película refleja algo de la Mallorca turística de principios de los 60 (vuelos chárter, hoteles -Hotel Palma Arena, Hotel Augusta-, piscinas, camareros, servicio de habitaciones…). Hay algunas imágenes icónicas, como la de los dos protagonistas en plan Don Quijote-Sancho Panza, o el intento de Åsa-Nisse de torear una vaca en Småland. Algunas invenciones de lenguaje tienen gracia, como el «Godías» con el que saludan.