Archivo de la categoría: Guerra Civil

José Antonio Primo de Rivera y Onésimo Redondo en Estocolmo. Folleto de 1938, a cargo de Carlos Oroz

Desde el estallido de la Guerra Civil, la Embajada de Estocolmo fue un hervidero de conjuras.

Joaquín Herráiz y Carlos Oroz se pusieron de parte de la Falange, e intentaron resistir en el edificio consular hasta que pudo hacerse con él, en nombre de la República, Isabel de Palencia, junto a Ernesto Dethorey.

Los “nacionales” Herráiz y Oroz, sin embargo, siguieron con una gran actividad propagandista en Suecia, de la que no es el momento de hablar. Me limito a dar a conocer un raro folleto de José Antonio Primo de Rivera dirigido al público sueco: Anda och lärosatser i det nationalsyndikaliska Spanien (“Espíritu y doctrina de la España nacionalsindicalista”. Toledo, Publicaciones Imperial Toledo, 1938).

El folleto fue impreso en la Imprenta de Henrik Struves de Gotemburgo.

Se trata de la traducción al sueco del discurso con motivo de la fusión de la Falange Española con las JONS en el Cine Madrid (19 mayo 1935), con unas palabras introductorias de Carlos Oroz, fechadas en Gotemburgo en enero de 1938. Traduzco:

Introducción

Después de que los diversos Gobiernos republicanos que sustituyeron a la Monarquía en España fueron fallando, la juventud española se mostró presta a reaccionar ante semejante estado de cosas, lo que llevó a España a una profunda madurez. Los primeros brotes surgieron en la Universidad, mediante asociaciones que no se dejaban intimidar por las incesantes hotelser och smädelser a que se vieron expuestos, y comenzaron a luchar contra la dictadura marxista, que undertrykcten toda la prensa de oposición, que persiguió implacablemente a cualquiera que no compartiera su forma de pensar.

Fue entonces cuando surgió la Falange Española de las J.O.N.S, que en poco tiempo se hizo visible mediante el liderazgo de un joven líder, lleno de optimismo, que, más allá del nombre, es hoy en día una referencia de la que se habla con reverencia: José Antonio Primo de Rivera, una personalidad de brillante talento.

Con su poderosa elocuencia y su absoluta entusiasmo por sus ideas, José Antonio Primo de Rivera se hizo con una fulminante reputación pública, que, apenas unos meses más tarde, lo llevó como electo al parlamento ante la esperanza de sus partidarios y el aplauso de otros muchos que veían en él una renovación de la política española.

El discurso que José Antonio dio en el cine más importante de Madrid -abarrotado- el 19 de mayo de 1935, resultó ser una premonición de lo que vendría después.

Cuando la “Falange Española Tradicionalista y de las J.O.N.S.”, representante de la nueva Espana, se forma y asume las antiguas enseñanzas de la Falange, los 26 puntos que conforman su programa, la profecía de José Antonio Prima de Rivera, revela un análisis literario y político política que se debe conocer para penetrar verdaderamente y para comprender el verdadero espíritu de la España del General Franco.

José Antonio fue perseguido por sus ideas y encarcelado repetidamente sin cometer otro delito que el de amar a su patria. José Antonio Primo de Rivera no sólo fue el que abrió paso a la juventud española, sino que se convirtió en el héroe de la Nueva España y en el mártir que le ha dado vida, gracias a lo elevado de sus ideales.

Gotemburgo, enero 1938, II. Carlos Oroz.

Carlos Oroz y el Spanska Institutet (1929), o la creación de una incipiente infraestructura cultural hispana en Estocolmo a finales de los años 20. Correspondencia con Ramón y Cajal

He tratado de la figura de Carlos Oroz en algunos artículos, entre los que destacaría “De Sigtuna a Marcelino. La enseñanza del español en Suecia antes del boom turístico (1929-1959)”. En: Actas del Encuentro de Profesores de Español en Escandinavia 2015, Madrid, Instituto Cervantes, Centro Virtual Cervantes, 2015, pp. 113-128. NIPO: 503-15-039-0

Oroz fue uno más de los protagonistas de la vida cultural hispana en Suecia a partir de finales de los años 20, fecha en que empiezan a llegar lectores de español a las universidades suecas, en general becarios que han pasado por Berlín, y pretenden -por diferentes razones- ampliar estudios: Ramón Iglesia Parga (lector en Gotemburgo, 1928-1932), Joaquín Herráiz (lector en Uppsala, 1931), o el propio Carlos Oroz, que sustituye a Herráiz en 1932 en Uppsala, y que obtendrá la cátedra de español de la Universidad de Gotemburgo en 1934, mientras colabora activamente con la Legación de España en Estocolmo, antes de que la Guerra Civil alcance tumultuosamente a la colonia hispana en Suecia y se haga falangista.

En esta entrada me limito a aportar un nuevo documento relacionado con las primeras actividades de Oroz, en concreto con la fundación de una “institución” que conozco poco aún: el Spanska Institutet para la difusión de la lengua y literatura españolas en los países escandinavos., de la que era director. Estaba situada en la segunda planta este edificio de la Jungfrugatan 5 de Estocolmo.

El 13 de marzo de 1929, Oroz le pide a Ramón y Cajal en carta mecanografiada algún libro y una fotografía para colocar en el Spanska Institutet, “recientemente inaugurado en esta localidad”. El científico le contesta el 1 de abril y le manda la foto con dos libros, que no sabemos cuáles pudieron ser. Hay borrador de esta carta.

La importancia de estos documentos radica en la datación cierta de una actividad de divulgación hispana en Estocolmo mediante la creación de una primeriza infraestructura a partir de c. 1928.

Sellos republicanos de la Guerra Civil española

No tengo ninguna afición filatélica. Sin embargo, cuando veo en Estocolmo algún sello español de la Guerra Civil suelo llevármelo.

Esta semana he encontrado un cartuchillo con unos 20 sellos republicanos. Hay 3 sellos de Asistencia Social de Denia (Alicante), de una gran calidad artística y material.

Los sellos catalanes son modestos, los hay de Montcada i Reixach, Tortosa, y Espluga de Francolí. Hay cupones, y sellos valencianos (aparte de las joyas de Denia): de Vall de Uxó, de Teulada y de Asistencia Social de Alcira. Finalmente, hay un sello de Mahón, otro de Solidaridad proletaria (CNT-UGT) de Santiago de la Espada (Jaén), uno más, en pro de la cantina infantil de Villarrobledo (Albacete), y dos más curiosos, uno del Consejo de Asturias y León, y un sello “antifascista” de Villanueva (sic; imposible, por tanto, de identificar).

Tengo muchos más sellos, también de la zona nacional, encontrados en los mercadillos de Estocolmo, pero quería dar cuenta de este lote captado esta semana, por curiosidad.

El “Guernica” de Picasso en Escandinavia (enero-abril, 1938 y 1956)

Foto: Montaje de la Exposición "Guernica, avec 60 études", en el Nationalmuseum de Estocolmo (19 octubre-1 diciembre 1956).

No sé hasta qué punto se conoce que la primera salida del Guernica de Picasso, una vez expuesto en el Pabellón de España en la Exposición Internacional de París de 1937, fue como parte de una muestra itinerante integrada por 118 obras de Henri Matisse, Georges Braque, Henri Laurens y el propio Picasso, que organizó el galerista parisino Paul Rosenberg y que recorrió Noruega, Dinamarca y Suecia, desde enero a abril de 1938.

En Noruega -donde se hizo el catálogo, la exposición estuvo en la Kunstnernes Hus de Oslo. En Dinamarca la muestra pasó al Statens Museum for Kunst de Copenhague. En Suecia, estuvo en el Konsthallen, de Gotemburgo, y en el Liljevalchs Konsthall, de Estocolmo. El intermediario de esta gira fue Walther Halvorsen, entusiasta comisario de exposiciones de arte francés en los países nórdicos desde el fin de la Gran Guerra.

El dinero para las exposiciones suecas lo pusieron el Föreningen för Nutida Konst de Estocolmo (comisario: Gustaf Engwall), y el Göteborgs Kontsförening (comisario: Tor Bjurström). De Picasso, considerado como artista francés, se expusieron 64 obras (1908-1937), siendo la última el Guernica, del que se destaca en el catálogo:

Den djupa lidelse, som Picasso givit uttryck åt i sina senaste verk, jag tänker närmast på teckninganrna och texten till Songes et mensonges de Franco och den mäktiga fresken Guernica i spanska paviljongen på Expo 1937, bör ha övertygat även de mest klentraogne om att han vill något annat och djupare än även den mest nya och revolutionerande form, och att han alltid har velat det.

La profunda pasión que Picasso plasmó en su último trabajo, estoy pensando en los dibujos y el texto de #Songes et Mensonges de Franco” y el poderoso aire fresco del Guernica en el pabellón español de la Expo 1937, debería haber convencido incluso a los más dudosos a la hora de pedir diferente y más profundo que la forma nueva más revolucionaria nueva, algo que siempre quiso.

Esta es la reproducción del Guernica en el catálogo publicado en Oslo en 1938:

“Spanskt” (1973) Exposición de artes plásticas en el Lunds Konsthall (Suecia, 1973)

Tengo la suerte de tener el cartel original y el catálogo de la exposición Spanskt (“Español”, 10 noviembre – 9 diciembre 1973) que tuvo lugar en el Museo de Arte Moderno de Lund (Lunds Konsthall) en 1973.

El cartel mide 100×70 centímetros y reproduce la escena central de la obra de Rafael Canogar (Toledo, 1975) Fraternidad II (1969), en poliéster y fibra de vidrio pintada al óleo sobre tabla. Esta obra es propiedad particular actualmente, y ya había sido expuesta en Gotemburgo, en la muestra 12 Spanjorer (Göteborg Konstmuseum, 14 marzo-19 abril 1970). En 1975 seguía en Lund, y fue expuesta en una exposición monográfica sobre Canogar.

El catálogo espero escanearlo y traducirlo pronto. La obra icónica de la exposición es “Fraternidad II” (1969), del toledano Rafael Canogar. La introducción es de José María Moreno Galván, en sueco (trad. de Ingvar Svensson, que también escribe algunas palabras) y español. Y con “Ensayo de cántico en el templo” de Salvador Espriu, en traducción de Lasse Söderberg (“Försök till lovsäng i templet”).

La exposición contó con 152 obras de los siguientes artistas:

Juan Antonio Aguirre (Madrid, 145; 3 obras), José Luis Alexanco (Madrid, 1942; 4), José Anzo (Utiel, 1931; 4), Rafael Armengol (Benimodo, 1940; 3), Eduardo Arroyo Bravo (1941; 3), Isabel Baquedano (Mondavia; 4), Manuel Barbadillo (Sevilla, 1929; 4), Rafael Bartolozzi (1943; 3), Esther Boix (1927; 4), Manuel Boix Alvarez (Carlet, 1942; 1), Alfonso Bonifacio (San Sebastián, 1933; 1), Jaime Burguillos (Sevilla, 1930; 3), Luis Canelo (Moraleja, 1942; 2), Rafael Canogar (Toledo, 1935; 4), Francisco Echauz (1927; 4), Equipo Crónica (Manuel Valdrès, Valencia 1942 y Rafael Solbes, Valencia, 1940; 1), Equipo Realidad (Juan Cardells, Valencia, 1948 y Jorge Ballester, 1941; 4), Juana Francés (Alicante, 1926; 2), Amadeo Gabino (Valencia, 1922; 3), Juan Giralt (Madrid, 1940; 4), José A. Gordillo (Villanueva del Río y Minas, 1940; 4), Luis Gordillo (Sevilla, 1934; 4), Enrique Gran (Santander, 1928; 2), José Guerrero (Granada, 1914; 3), José Guinovart (Barcelona, 1927; 4), Arturo Heras (Játiva, 1945; 4), Francisco Hernández (Melilla, 1932; 1), Robert Llimos (Barcelona, 1943; 4), Luis Lugán (Madrid, 1929; 2), Manuel Millares (Las Palmas, 1926; 3), Manuel Molezun (La Coruña, 1920; 3), Manuel Mompó (Valencia, 1927; 2), Javier Morras (Pamplona, 1943; 3), Luis Muro (Toledo, 1937; 1), Rafael Pérez Mínguez (Madrid, 1949; 4), Guillermo Pérez Villalta (Tarifa, 1948; 3), Jordi Pericot (Masnou, 1931; 4), Juan Romero (Sevilla, 1932; 3), Antonio Saura (Huesca, 1930; 7), Eusebio Sempere (Onil, 1924; 1), Soledad Sevilla (Valencia, 1944; 2), Antonio Suárez (Gijón, 1923; 3), Antonio Tapiès (Barcelona, 1923; 5), Jorge Teixidor (Valencia, 1941; 3), Dario Villalba (San Sebastián, 1939; 3), José María Yturralde (1942; 2) y Fernando Zóbel (Manila, 1924; 2), y Porta Zush (Barcelona, 1946; 4).