Archivo de la categoría: Arte

Apuntes sobre Irene Fryberg de Amorós (Estocolmo, 1898), pintora y traductora sueca en Mallorca

Lily Runnström e Irene Fryberg de Amorós en los años 60 delante de “El Terreno”, la casa de la familia Dethorey.

Entiendo que esta entrada consiste tan sólo en unos apuntes, pero, aún así, me parece de interés publicarla, por si acaso hay quien quiere tener un primer acercamiento a Irene Fryberg Nyren (Estocolmo, 1898- d. 2003), pintora y traductora, también conocida como Irene Fryberg de Amorós.

Irene era hija de Carl Emil Fryberg (Jönköping, 22 mayo 1873) y Signe Fryberg (nacida Nyren) (Estocolmo, 9 junio 1877 – 31 mayo 1963). Según parece, vivió la Guerra Civil finlandesa en 1918, sirviendo como asistente veterinaria en la Svenska Röda Stjärnan (Cruz Roja sueca) 1.

En 1920 la encontramos en Sóller, Mallorca, donde fue una de las primeras mujeres aviadoras de la isla, pilotando un hidroavión turístico Savoia S-9, en compañía del piloto italiano Umberto Guarnieri, que regentaba una empresa de vuelos de placer en Mallorca a principios de los 20.

En Mallorca se dedicó a la pintura. Suya es la portada del primer número de la revista Majòrica (27 enero 1924), que la presenta como “Irene Fryberg, artista sueca”.

Mucho más tarde, en los años 50/60, encuentro algunas traducciones suyas en mi biblioteca:

  • 1958. Escalas Real, Jaime: Guide över Mallorca. Traducción al sueco de Irene Fryberg de Amorós. Obra reeditada en 1962 y 1980, como mínimo.
  • 1961. Ferrá, Bartolomé: Chopin och George Sand på Mallorca : med ett fragment ur George Sands Minnen. Traducción al sueco de Irene Fryberg de Amorós. Ilustraciones de B. Ferrá. Obra reeditada en 1961 y 1974, como mínimo.
  • De su matrimonio tuvo una hija: Antonia María Amorós Fryberg.

    NOTAS

    1. Claes Ahlund: Scandinavia in the First World War. Studies in the War Experience of the Northern Neutrals. Lund, Nordic Academic Press, 2012

    La Guardia Civil como elemento icónico a ojos suecos en la España de mitad del siglo XX: una foto privada

    He encontrado en un mercadillo esta foto de solamente 9 x 6 cm., en blanco y negro, claramente arrancada de algún álbum de fotos, ya que quedan restos de goma en la parte de atrás.

    En ella se ve a una pareja de suecos de cierta edad y alta posición económica, posando en una carretera española junto a una pareja de la Guardia Civil. Me atrevo a datar la fotografía en la primera mitad de los años 50, ya que el coche es un Volvo PV 444 con luna trasera partida. Este modelo se fabricó entre 1943 y 1954 (aunque, ya con la luna trasera de una pieza, siguió en el mercado hasta el 58). Sabemos que vienen desde el Älvsborgs län (condado de Älvsborg, al este de Gotemburgo), por la “P” de la matrícula.

    Hay una tercera persona que es la que dispara la foto, con la cámara de la pareja sueca, que estaría de vacaciones en España a bordo del Volvo unifamiliar. Lo normal es que la pareja de la GC les diera el alto para hacerles un control de carretera, y a los suecos les pareciera algo tan exótico que decidieran pedirles posar para su álbum de vacaciones.

    La imagen de la Guardia Civil ha sido siempre un elemento icónico de gran fuerza visual en Suecia, como se puede ver en la impactante foto de cubierta, obra del maestro Reijo Rüster (Vyborg, 1932-Estocolmo, 2003)- que ilustra (junto con otras imágenes maestras) el libro-reportaje Spanien väntar (“España espera”, Estocolmo, 1963), del político socialdemócrata Sven O. Andersson (Estocolmo, 1923-1988) [reproducimos aquí un anuncio publicado en prensa sobre el libro]

    En cierto modo, podemos observar dos formas de acercarse a la situación política española, a través de la presencia de la Guardia Civil: más pintoresca a principios de los 50, y más politizada a principios de los 60, teniendo en cuenta también que se trata de fotos con diferente destino y condiciones: una imagen amateur para un álbum privado, y la cubierta profesional de un libro de denuncia.

    Acke Sjöstrand en Mallorca (1921-1924)

    sjostrandCarl Axel (Acke) Sjöstrand fue un pintor sueco (Estocolmo, 2.04.1875-Londres, 22.01.1927), que residió con su mujer Helmi (también pintora) 1 durante unos años en Mallorca (1921-1924), donde realizó numerosos cuadros, entre los que destacan los retratos de algunos personajes de la isla.

    Tengo la suerte de tener el ejemplar de su Minnesteckening (“libro homenaje póstumo”. Lund, Carl Bloms Boktryckeri, 1928) con dedicatoria de L.G.Sjöstedt a Gabriel Alomar (“Illmo. Señor D. Gabriel Alomar, hommage del autor”), de quien hizo un retrato. Fue también amigo de Juan Alomar, que lo elogió en las páginas de El Día (Palma, 30.11.1923), según ha dado a conocer Carlos García.

    El librito consta de 67 páginas, con datos muy interesantes que espero ir actualizando aquí. Contiene unas notas biográficas, a cargo de L.G.Sjöstedt, fechadas en Barsebäck, el 27 de julio de 1928, un estudio sobre su obra, a cargo de Ossian Lindskoug, junto a un catálogo de 167 de sus cuadros, muchos de ellos realizados en Mallorca, en especial en Pollensa, donde residió (ni más ni menos que 68 pintados en Pollensa, y 36 en Palma de Mallorca).

    catalinaLos Sjöstrand llegan a Pollensa (1921-1922) cuando “Acke” tiene ya 46 años, después de haber pasado por Alemania y Holanda. Pintó Pollensa como pocos, retratos de gente humilde, sus calles, así como escenas marineras. En Pollensa perteneció al Círculo de Obreros Católicos.

    Los años 1923-1924 los pasó, sin embargo, en el famoso retiro de artistas El terreno, en las afueras de Palma de Mallorca. Una de sus exposiciones más renombradas fue en el Salón La Veda (1923) de Palma. Esta fue su época más integrada en la sociedad palmesana, destacando sus relaciones con Gabriel Alomar, Juan Alvover, Francisco Bernareggi, Daniel Martínez Ferrando, Bernardo Frontera, y el propio A. Camarassa. De todos ellos dejó retratos. Su relación con Miguel Ángel Colomar fue fructífera. El pintor mallorquín hizo sendos retratos de Acke y Helmi, que fueron expuestos en la muestra bonaerense Pintura Mallorquina (Pabellón Nacional de Bellas Artes de Buenos Aires, 1928).

    En el otoño de 1924 viaja a Barcelona donde inaugura una exposición suya. Allí conoce al político británico E.J. Dillon, que lo convence para mudarse a Londres a principios de 1925. Allí vivirá hasta su fallecimiento el 1 de enero de 1927.

    Merece la pena echar un vistazo al libro Luis Ripoll y R. Perelló Paradelo: Las Baleares y sus pintores (1836-1936). Ensayo de identificación y acercamiento (1981, pp. 161-162), ya que se da una imagen informal del autor sueco:

    Físicamente alto, fornido, talla de atleta; ojos infantiles azules. Fue un hombre de biografía curiosa que llevaba una existencia ascética y casi indigente. para vivir se dedicó a las más variadas ocupaciones, entre ellas cantar ópera y dar conciertos vocales. (Uno de ellos en Pollença).

    Llegó a Mallorca a comienzos de la década de los veinte. Vivió en el Corb Mari, (entre la Caretera y la Bonanova), y más tarde en la villa citada.

    Su obra, se ha dicho estaba a veces “hecha a puñetazos”, pero en otras ocasiones pintaba como si no hubiera pasado por sus manos, logrando matizaciones muy sutiles.

    Se trata de uno de los más sugestivos pintores europeos de aquella época, y su obra es muy estimada en Suecia. Muriendo joven, en plena labor, su producción es relativamente reducida; unos doscientos cuadros, de los cuales más de la mitad han sido realizados en Mallorca (1921-1924).

    Para Mallorca esta última faceta del artista es muy importante, porque entre ellos se encuentran algunas de las más destacadas figuras de las letras y las artes de hace ahora (1980) cincuenta años: Gabriel Alomar, Lorenzo Riber, Daniel Mertínez Ferrando, Francisco Benareggi y otros menos conocidos expuestos en palma (La Veda, novbre. 1923).

    El de Mn. Riber es una obra que nos deja no sólo una constancia física del poeta y escritor humanista, sino un retrato más íntimo.

    Figuró entre los pintores seleccionados para acudir a la exposición de Buenos Aires (1928).

    1. En el libro de Luis Ripoll y R. Perelló Paradelo: Las Baleares y sus pintores (1836-1936). Ensayo de identificación y acercamiento (1981, p. 161), se dice de Helmi Sjöstrand: “Esposa del malogrado pintor sueco Acke Sjöstrand, pinta instintivamente, amorosamente. Capta la emoción de los paisajes, ciertamente con escasos medios técnicos, que suple con la sencillez de su forma de hacer”.

    Exposición de arte español de 1896 en Estocolmo

    1896Tengo en mis manos el catálogo de la Spanska Konstutställningen 1896 (“Exposición de arte español de 1896”), que tuvo lugar en Estocolmo, Suecia, en 1896. La muestra tuvo lugar en los locales de la Sveriges allmänna konstförening (SAL, en Kungsträdgården), una organización sueca sin ánimo de lucro que funcionaba desde 1886.

    La nómina de los 89 artistas es bastante curiosa -toda la obra en venta en francos franceses. Entre los que más me suenan están: Serafín de Avendaño, Mariano Benlliure, Lorenzo Casanova Ruiz, Juan Espina Capo, Plácido Frances Pascual, Juan José Gárate, Baldomero Gili Roig, Heliodoro Guillén Pedemonte, Enrique Jaraba Jiménez, José Jiménez Aranda (el de Madrid y el sevillano), Agustín Lhardy, Arcadio Mas Fondevilla, Isidoro Millás y Jugo, Carbonero Moreno, Mariano Oliver-Aznar, José Pinazo Martínez Jun, Casto Plasencia, Francisco Pradilla, Augustin Querol y Subirat, Luque Roselló, Alejandro Saint Aubin, Emilio Sala, Marceliano Santa María, Teodoro Andreu Sentamans, Joaquin Sorolla y Bastida, Ignacio Ugarte, Jose Villegas…

    En general, se trata de pintores que hoy son poco conocidos. En general se trata de cuadros de estilo costumbrista. Esta muestra se exhibió en Suecia y en Noruega (países unidos entonces), y fue patrocinada por el príncipe Eugenio de Suecia, pintor él mismo y gran aficionado al arte, además de importante mecenas. Su residenxia es hoy un museo de gran importancia: Waldemarsudde.

    Sellos suecos de reyes españoles c. 1900

    sellosNo colecciono sellos, ni me interesan, a no ser que tengan algún valor cultural muy concreto.

    El otro día encontré esta serie de 9 sellos suecos, de c. 1900, dedicada a reyes españoles, desde Carlos III a Alfonso XIII. Son estampas monocromas, sin valor nominativo, rectangulares, que se dividen en dos partes: en la superior, aparece un dibujo del busto real enmarcado, mientras en la inferior, se detallan, en ortografía sueca decimonónica, el nombre, la condición, la casa real a la que pertenece, las fechas de reinado, así como las fechas de nacimiento y muerte.

    Los reyes son: Karl III, Karl IV, Josef (Ätten Bonaparte), Ferdinand VII, Don Carlos (Spansk Tronpretendent), Isabella II, Amadeus I, Alfons XII, Alfons XIII.

    Llama la atención la consideración de José Bonaparte como Rey de España (1808-1813), así como la aparición del pretendiente Don Carlos (lo que indica la importancia del carlismo en la época). El sello de Alfonso XIII es una versión de la típica imagen de cadete quinceañero, popular a principios del siglo XX en España, por lo que la serie puede ser datada hacia 1901-1902.