José Antonio Primo de Rivera y Onésimo Redondo en Estocolmo. Folleto de 1938, a cargo de Carlos Oroz

Desde el estallido de la Guerra Civil, la Embajada de Estocolmo fue un hervidero de conjuras.

Joaquín Herráiz y Carlos Oroz se pusieron de parte de la Falange, e intentaron resistir en el edificio consular hasta que pudo hacerse con él, en nombre de la República, Isabel de Palencia, junto a Ernesto Dethorey.

Los “nacionales” Herráiz y Oroz, sin embargo, siguieron con una gran actividad propagandista en Suecia, de la que no es el momento de hablar. Me limito a dar a conocer un raro folleto de José Antonio Primo de Rivera dirigido al público sueco: Anda och lärosatser i det nationalsyndikaliska Spanien (“Espíritu y doctrina de la España nacionalsindicalista”. Toledo, Publicaciones Imperial Toledo, 1938).

El folleto fue impreso en la Imprenta de Henrik Struves de Gotemburgo.

Se trata de la traducción al sueco del discurso con motivo de la fusión de la Falange Española con las JONS en el Cine Madrid (19 mayo 1935), con unas palabras introductorias de Carlos Oroz, fechadas en Gotemburgo en enero de 1938. Traduzco:

Introducción

Después de que los diversos Gobiernos republicanos que sustituyeron a la Monarquía en España fueron fallando, la juventud española se mostró presta a reaccionar ante semejante estado de cosas, lo que llevó a España a una profunda madurez. Los primeros brotes surgieron en la Universidad, mediante asociaciones que no se dejaban intimidar por las incesantes intimidaciones y provocaciones a que se vieron expuestas, y comenzaron a luchar contra la dictadura marxista, que había suprimido toda prensa de oposición, que persiguió implacablemente a cualquiera que no compartiera su forma de pensar.

Fue entonces cuando surgió la Falange Española de las J.O.N.S, que en poco tiempo se hizo visible mediante el liderazgo de un joven líder, lleno de optimismo, que, más allá del nombre, es hoy en día una referencia de la que se habla con reverencia: José Antonio Primo de Rivera, una personalidad de brillante talento.

Con su poderosa elocuencia y un absoluta entusiasmo por sus ideas, José Antonio Primo de Rivera se hizo con una fulminante reputación pública, que, apenas unos meses más tarde, lo llevó como electo al Parlamento ante la esperanza de sus partidarios y el aplauso de otros muchos que veían en él una renovación de la política española.

El discurso que José Antonio dio en el cine más importante de Madrid -abarrotado- el 19 de mayo de 1935, resultó ser una premonición de lo que vendría después.

Cuando la “Falange Española Tradicionalista y de las J.O.N.S.”, representante de la nueva España, se forma y asume las antiguas enseñanzas de la Falange, los 26 puntos que conforman su programa, la profecía de José Antonio Prima de Rivera, revela un análisis literario y político que se debe conocer para penetrar verdaderamente y para comprender el verdadero espíritu de la España del General Franco.

José Antonio fue perseguido por sus ideas y encarcelado repetidamente sin cometer otro delito que el de amar a su patria. José Antonio Primo de Rivera no sólo fue el que abrió paso a la juventud española, sino que se convirtió en el héroe de la Nueva España y en el mártir que le ha dado vida, gracias a lo elevado de sus ideales.

Gotemburgo, enero 1938, II. Carlos Oroz.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.