El “Guernica” de Picasso en Escandinavia (enero-abril, 1938 y 1956)

Foto: Montaje de la Exposición "Guernica, avec 60 études", en el Nationalmuseum de Estocolmo (19 octubre-1 diciembre 1956).

No sé hasta qué punto se conoce que la primera salida del Guernica de Picasso, una vez expuesto en el Pabellón de España en la Exposición Internacional de París de 1937, fue como parte de una muestra itinerante integrada por 118 obras de Henri Matisse, Georges Braque, Henri Laurens y el propio Picasso, que organizó el galerista parisino Paul Rosenberg y que recorrió Noruega, Dinamarca y Suecia, desde enero a abril de 1938.

En Noruega -donde se hizo el catálogo, la exposición estuvo en la Kunstnernes Hus de Oslo. En Dinamarca la muestra pasó al Statens Museum for Kunst de Copenhague. En Suecia, estuvo en el Konsthallen, de Gotemburgo, y en el Liljevalchs Konsthall, de Estocolmo. El intermediario de esta gira fue Walther Halvorsen, entusiasta comisario de exposiciones de arte francés en los países nórdicos desde el fin de la Gran Guerra.

El dinero para las exposiciones suecas lo pusieron el Föreningen för Nutida Konst de Estocolmo (comisario: Gustaf Engwall), y el Göteborgs Kontsförening (comisario: Tor Bjurström). De Picasso, considerado como artista francés, se expusieron 64 obras (1908-1937), siendo la última el Guernica, del que se destaca en el catálogo:

Den djupa lidelse, som Picasso givit uttryck åt i sina senaste verk, jag tänker närmast på teckninganrna och texten till Songes et mensonges de Franco och den mäktiga fresken Guernica i spanska paviljongen på Expo 1937, bör ha övertygat även de mest klentraogne om att han vill något annat och djupare än även den mest nya och revolutionerande form, och att han alltid har velat det.

La profunda pasión que Picasso plasmó en su último trabajo, estoy pensando en los dibujos y el texto de #Songes et Mensonges de Franco” y el poderoso aire fresco del Guernica en el pabellón español de la Expo 1937, debería haber convencido incluso a los más dudosos a la hora de pedir diferente y más profundo que la forma nueva más revolucionaria nueva, algo que siempre quiso.

Esta es la reproducción del Guernica en el catálogo publicado en Oslo en 1938:

Deja un comentario