Sture Dahlström, un beatnik en la Costa del Sol (1959-1964)

La familia Dahlström en su casa de Málaga (1961). De izquierda a derecha, Carina, Anna-Stina, Per, Håkan, Sture. Foto: Ola Ringström.

Sture Dahlström (Huskvarna, 1922-Ystad, 2001) pertenecía a una familia obrera, pero con afición a la música. En los años 30 alternó diversos oficios manuales con una vida paralela dedicada a tocar el bajo y la guitarra en grupos de jazz y dixieland. Formó parte de los Clambake Seven y escribió artículos sobre jazz en Orkester-Journalen y Estrad. En 1941 hizo una gira con Conny Rich y Arne Siewert, tocando en los parques de Suecia. Em 1942, el Arne Siewerts Kvintett de Jonköping ganó el premio a la mejor orquesta de aficionados de Suecia en, en un concurso celebrado en el mítico Nalen de Estocolmo.

A partir de 1944 deja su trabajo y se dedica exclusivamente a la música como profesional, empezando en una orquesta de restaurante de Falun. Allí entró en contacto con tropas norteamericanas, que le dejaban libros y empezó a escribir. Se casó en 1948 en Halmstad con la pintora Anna-Stina Ehrenfeldt, abrió una tienda de música en Ystad, y se dedicó a viajar por Europa con Anna-Stina, dejando a su amigo Pelle Sjösten al mando de la tienda.

Entre 1953 y 1955 viajó por España, que lo dejó absolutamente fascinado. Dahlström veía en España un país en blanco y negro, de un anarquismo salvaje y un flamenquismo desgarrador. Para conseguir dinero con la idea de volver a España se puso a tocar y a dar clases de música. En su segundo viaje descubrió la Costa del Sol, aún sin hoteles ni campos de golf, visitó Tánger, e hizo innumerables contactos en el «underground» artístico. En 1959 se mudó definitivamente a nuestro país con toda su familia (mujer y 3 hijos), y publicó algunos libros, entre los que destaca Kaktusstigen («El sendero del cactus», 1962). Su mujer hizo también exposiciones.

En esta época conoció al pintor Alfred Rogoway, William Wharton y el ambiente en torno a Henry Miller. Se construyó una casa en Torremolinos, a la que llamó Cortijo andaluz, con la ayuda de amigos españoles. Sus ingresos eran magros, 900 coronas suecas que le rentaba la tienda de música de Ysted. Con todo, no paraba de viajar por Marruecos con su Volvo, tocaba jazz en la TV de Gibraltar, y cultivaba su propio huerto en Málaga.

Kaktusstigen («El sendero del cactus», 1962) es una novela que trata de la vida de Carl Sandvik, un sueco que vive en España, mientras escribe un libro y busca a la mujer de su vida. Está lleno de jazz, mar, whisky, excursiones por las montañas, en definitiva, de un deseo de vivir la vida sin una peseta en el bolsillo. Carl tiene una hermana, Peggy, y está en contacto con las ideas beatnik a través de un amigo norteamericano. En cierto modo, refleja la experiencia de Sture D. en Andalucía, ya que el protagonista se hace también una casa para renovarla y vivir de lo que planta, entre burros, hijos, y plátanos. Es un testimonio de interés que no está aún bien estudiado. Mi ejemplar está dedicado a Pelle Sjösten.

Pasa 1964 en Londres, escribiendo. Y se muda a los Estados Unidos (1965-1966), con la idea de comprar una granja para vivir con su familia, en la región de Finger Lakes. Sin embargo, devido a la falta de dinero, decide comprar un vieja Rambler, con el que cruza los Estados Unidos hasta San Francisco. Se asentó en Tucson, Arizona, con frecuentes escapadas a México.

En 1967 estuvo una vez más en España.

Después de numerosos avatares, libros, proyectos de película, etc… volvió a Suecia en 1981, compró el «castillo de Heinge», en Österlen, Escania, una antigua escuela con apariencia de castillo, que tuvo que renovar a fondo. Siguió publicando libros (18 en total), mientras su mujer se dedicaba a la pintura.

Murió en 2001, a los 78 años de edad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.