Buñuel, Estocolmo, un telegrama y una copia en inglés de «Tierra de España» (1937) de Joris Ivens

bunuelYa hemos hablado anteriormente de la relación con España de la sueca Karin Lannby, enfermera, espía y poeta.

Lannby había estado en Alicante contribuyendo a montar el Hospital Sueco-Noruego de Alcoy. De esta estancia en la zona republicana surgió un libro de poemas que publicó en 1937 en Estocolmo: Cante Jondo (Estocolmo, Norstedt & Söners, 1937). Su nombre quedó entre los extranjeros que estaban dispuestos a colaborar con el bando rojo, de modo que Luis Buñuel -que trabajaba como agregado cultural en la Embajada en París- fue encargado de ir a Estocolmo personalmente para hablar con ella y traérsela a Francia, con la misión de actuar como espía en el País Vasco, ocupado por las tropas franquistas.

Su función como espía fue breve y lamentablemente escabrosa. Fue capturada con celeridad y devuelta a su país. Desde entonces, Lannby rompe el contacto con la situación civil española y se dedica a otros menesteres, igualmente folletinescos.

ivensEn este contexto, me ha llamado la atención este telegrama recién descubierto, de Vaamonde a Wenceslao Roces -subsecretario de Instrucción Pública-, que lógicamente participaba en la logística cultural de la Exposición Internacional de París [25 mayo – 25 noviembre 1937]. Buñuel -como agregado cultural en la capital de Francia- participó en la organización del Pabellón de España en esta muestra.

Como se puede ver, se le encargó que consiguiera una copia de la película del holandés Joris Ivens Tierra de España (que había sido estrenada precisamente en Estocolmo el 31 de octubre de 1937), con vistas a ser proyectada durante el evento. En el telegrama se dice que se está intentando recibir una copia desde Nueva York, pero que hay una alternativa:

Copia inglesa de Stokolmo [sic] podría enviarse a esa doce noviembre

Lógicamente se trataría de la copia usada para el estreno, lo que nos hace fechar el telegrama a principios de noviembre. Una vez más, aparece Estocolmo en relación con Buñuel, lo que nos hace pensar que es posible que aprovechara su misión en la capital sueca no sólo para reclutar a la espía Karin Lannby, sino para tomar contacto con el ambiente cinematográfico.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.