Ivan Aguéli (1867-1917), pintor sueco muerto en Hospitalet durante la Gran Guerra (1917)

ivan_agueliEscribo esta nota después de visitar la exposición Klee/Aguéli en el Moderna Museet, de Estocolmo (Suecia).

Ivan Aguéli (nacido “John Gustaf Agelii”, Sala, Suecia, 24.V.1869 – 1.X.1867, Hospitalet, España, 1917) fue un personaje curioso. Agueli se traladó a París en en 1891 para estudiar arte: Cézanne, Van Gogh, Gauguin. En Francia entró en contacto con corrientes anarquistas y teosóficas, se convirtió al Islam y adoptó el nombre de Abd Al-Hadi Aqhili.

Estuvo en la cárcel por tirotear a un torero en Francia como muestra de amor, ya que su amante era una aguerrida defensora de los derechos de los animales, y tras una discusión con ella, no se le ocurrió otra cosa que irse a matar a un torero para que la chica se reconciliara con él. El hecho de que pintara paisajes se asocia a la búsqueda de la representación de lo divino y del paraíso ya que no podía pintar al profeta. Tuvo una interesante colaboración con dos revistas: una de carácter multicultural que trataba la relación entre Europa y su cultura con los paises árabes y otra revista de corte esotérico.

Estuvo viviendo una larga temporada en Egipto y sirvió como guía y traductor pero los ingleses sospechaban de él (eran los tiempos de los espías en la Gran Guerra, y lo tomaron por un posible espía otomano, ya que sus relaciones con la comunidad turcomana erann frecuetes). De modo que Lord Cromer, el cónsul general británico en Egipto, mandó que lo metieron en un barco rumbo a España, país neutral, en febrero de 1916.

800px-Ivan_Aguéli-Spanskt_landskapDe hecho, la Gran Guerra fue la que terminó por taerlo a España, donde pintó paisajes de gran interés. Su intención era volverse a Suecia, pero no tenía dinero. Esto motivó una amplia correspondencia con sus amigos y familia en Suecia, que no lo ayudaron, porque su trayectoria anterior (la conversión al sufismo, su vida bohemia) los había separado. El 1 de octubre de 1917 fue atropellado por un tren en la Estación de Hospitalet, Barcelona, posiblemente por sus problemas de sordera, que no le permitieron escuchar que venía el tren. Sin embargo, hay quien piensa que fue empujado a la vía, una hipótesis verosímil pero que no ha sido demostrada.

El 3 de octubre de 1917, dos días después de su muerte, llegó al Consulado sueco de Barcelona una transferencia por valor de 1,000 pesetas, lo que le habría poermitido el retorno a Suecia. Pero ya era tarde. El dinero lo mandaba el Príncipe Eugén Bernadotte, mecenas de la familia real sueca.

Gran parte de su obra se encuentra en el Museo de Sala (32 pinturas y 11 dibujos), entre los que destaca su Paisaje español (1916).

Desde el el 1 de octubre de 2006 sus restos reposan en la Kristina kyrka de Sala, Suecia.

Agueli_foto2 testimonios de Aguéli en España

Carta a la madre

8/8 1917 Barcelona
Kära Mor,
Skrifver på nytt och ber dig om medel att få komma härifrån med alra första. Detta är absolut nödvändigt. Visserligen har det blifvit lugnt igen med det är bara skenbart och det värsta har inte ens börjat än. Tro mig. Jag skriker ej i onödan o I veten att då jag spår, så spår jag sant. Sänd detta brev till Falun och var god och telegrafera mig 200 (tvåhundra) kronor, dvs ung. 300 pesetas. Det är hvad jag behöver för att betala mina skulder, respängar, och ta mig fram fem à sex veckor på det nya stället, hvar det nu blir. Barcelona har blifvit omöjligt för mig. Oroligheterna äro fiendtliga mot främlingar o de skrika på krig. Om folk tänkte….
[sida 2 saknas]
3/ Så blef han utkörd. O så går det till i krig. Det där har jag redan talt om för dig, men eftersom det scola bli samma sak här som i Egypten, så påminner jag om det. Härifrån kan jag ej bli utkörd, olyckligtvis. Antingen blir jag förbjuder att måla ute, eller också slår pöbeln ihjäl mig. Tänk dig, att under över sexton månader jag varit här, boende strax intill det allra farligaste kvarteret i en stad tre gånger så stor som Stockholm, så har jag ej behövt ge ett enda slag eller säga ett hårt ord för att freda mig; detta intill sistlidne 19 juli. Men sedan dess så har jag regelbundet blivit ofredad alla dagar av folk som jag aldrig sett förr. Inte busar ligagäng ? o.s.v. utan arbetare av det slag man ser
[Sida 3-5 saknas]
6/ kunna ana sig till. Bäst om arbetskraften går bort i ansträngningar som rakt inte hafver med målningen att göra. Min tid i Barcelona stad är i det närmaste fruktlös. Tänk så mycket jag kunnat måla, om jag hade varit på annat håll. Var ej rädd att ta ett lån, ty då jag kommer hem med mina tafvlor o öfversättningar, så kan jag galant betala alltihopa. Kom för sent med förra brefvet till Kristinadagen. Får gratulera om den senast til din födelsedag.
Tillgifvne sonen
Gustaf Agelii

Glöm ej att snar hjälp är dubbel hjälp, samt att sommaren är särskilt dyrbar för mig. Fick brev från Vilhelm igår. Han har varit i armen.

Agelii_6[clic en la imagen de la carta para ver el original en sueco]

Barcelona, 8 de agosto de 1917
Querida madre,
La escribo de nuevo en primer lugar en relación con el dinero que me llega. Esto es absolutamente necesario. Mi silencio al respecto ha sido engañoso, y lo peor no ha empezado todavía. Créame. No estoy suplicando en vano y usted sabrá, si hace averiguaciones, que lo que le digo es cierto. Lo mejor es que envíe esta carta a Falun y que me mande por telégrafo 200 (doscientas) coronas, es decir, unas 300 pesetas. Eso es lo que necesito para pagar mis deudas, gastos de viaje, y asentarme durante cinco o seis semanas en un nuevo lugar, que es lo que estoy haciendo [suponemos que habla de Hospitalet]. Barcelona se ha convertido en imposible para mí. Hay una gran hostilidad hacia los extranjeros y hacia los que predican la guerra. Si la gente supiera…
[Página 2 parece que falta]
3 / Después me expulsaron. La otra opción era ir a la guerra. Ya le he contado sobre esto, pero además la “scola” es igual que en Egipto, por lo que recuerdo. Por ese camino no hay nada que hacer, por desgracia. Yo no sé ni pintar, ni dar palizas, ni matar multitudes. Imagínese que durante los dieciséis meses que llevo aquí, viviendo junto a la zona más peligrosa de una ciudad tres veces mayor que Estocolmo, no me he visto en la circunstancia de tener que dar un solo golpe ni decir una palabrota para tranquilizarme; hasta el 19 de julio. Pero desde entonces, se me ha acosado regularmente durante todo el día por gente que nunca había visto antes. No la estoy engañando, etc…
[Desaparecida página]
6/ capaz de adivinar. Mejor si el trabajo desaparece en el esfuerzo recta tampoco tiene al hacer la pintura. El tiempo que he pasado en Barcelona ha sido casi inútil. Pienso en lo mucho que habría sido capaz de pintar, si hubiera estado en otro sitio. No le tengo miedo a un préstamo a devolver en plazo, ya que volveré a casa con mis cuadros y mis traducciones, de modo que podré pagarlo todo sin problemas. Ha llegado por fin la carta de la onomástica de Kristina. Felicítela de mi parte hasta su cumpleaños.
Su devoto hijo
Gustaf Agelii

Recuerde que una ayuda a tiempo vale el doble, y que el verano es especialmente valioso para mí. Ayer tuve carta de Vilhelm. Ha estado en el ejérciro.

Artículo en el periódico Sala allehanda – diciembre 1917

Salabon, som avskaffade tjurfäktningen
Konstnären John Aguelii, som för två månader sedan omkom utanför Barcelona, var en mycket originell man. Han var, som vi förut nämnt född i Sala och fick lust att måla och begav sig till Stockholm, där han drog sig fram under stora umbäranden. Sedan rester han till Frankrike, där han slog sig i slang med anarkister o. blev inburad för en längre tid. Efter frigivningen reste han till Egypten för att bota sina av fängelseluften angripna lungor och omvände sig där till den muhammedanska läran, som han förblev trogen till sin död. Han tog sin omvändelse så grundligt, att han fullständigt arabiserade sig både till dräkt och seder, och många av hans bekanta minnas honom från hans besök i hemlandet, då han uppträdde i turban och burnus. I Visby, där han ibland vistades, såg man honom ofta förätta sin andakt på havsstranden, med nakna fötter och ansiktet vänt mot Mekka. En tid låg han i Uppsala under namn av Schejk Ben Ivan och rotade i universitetets orientaliska litteratur, som han var mycket bevandrad i.

Agélii var med om många äventyr. Vid ett stort slagsmål med armenier i Paris fick han näsan krossad och (blev) för övrigt betänkligt ommöblerad i ansiktet, vilket för framtiden gav honom ett egendomligt utseende. En annan gång var han och såg på en tjurfäktning i Rouen. Plötsligt rann vikingasinnet på honom då han såg toreadoren åderlåta tjuren, utan att kunna döda honom. I nästa ögonblick hördes två revolverskott, toreadoren föll sårad till marken och publiken rusade i panik mot utgångarna. Den historien kostade Agelii en del fängelse, men medan han satt inne uppstod i staden stark opinion till hans förmån. Han blev frigiven, och kort därefter förbjödos tjurfäktningar i Frankrike.

Under sina senare år syssslade Agelii mycket med zigenarnas historia och språkarter, särskilt de spanska stammarnas. Han lär ha varit en erkänd auktoritet på det området.

El ciudadano de Sala que acabó con las corridas de toros
El artista John Aguéli, que hace dos meses murió en las afueras de Barcelona, ​​fue un un tipo muy original. Como ya hemos dicho, había nacido en Sala, pero su pasión por la pintura lo llevó a Estocolmo, donde salió adelante entre grandes dificultades. Cuando se trasladó a Francia, se instaló en los círculos anarquistas, lo que lo mantuvo en prisión durante mucho tiempo. Después de su liberación, viajó a Egipto para restablecerse de las afecciones pulmonares incubadas en la cárcel. En Egipto rectificó, y abrazó la doctrina mahometana, a la que se mantuvo fiel hasta su muerte. Se tomó su conversión tan en serio, que arabizó su forma de vestir y sus costumbres, y muchos de sus conocidos lo recuerdan con turbante y “burnus” cuando volvía a Suecia. En Visby, donde a veces pasaba algún tiempo, se le vio a menudo hacer sus abluciones a la orilla del mar, con los pies descalzos y el rostro hacia la Meca. Una vez, en Upsala, se presentó como el Jeque Ben Iván y “rotade” en la literatura oriental de la universidad, en la que era muy versado.

Agélii se vio inmerso en numerosas aventuras. En París tomó parte en una gran pelea con armenios, de la que salió con la nariz rota, teniendo que reorganizarse la cara de forma desagradable; a partir de entonces, su mirada tenía algo de extraño. En otra ocasión, asistiendo a una corrida de toros en Rouen, le vino la raíz vikinga a la mente, al ver que el torero era incapaz de matar al toro. Se escucharon dos disparos de pistola, y el torero cayó herido al suelo. La multitud se precipitó presa del pánico hacia las salidas. Esta historia le costó a Agelii una temporada en prisión, pero mientras estaba en la cárcel se produjo en la ciudad una fuerte corriente de opinión pública en su favor. Fue puesto en libertad, y poco después se le prohibió asistir a las corridas de toros en Francia.

Durante sus últimos años, Aguelii se interesó mucho por la historia y la lengua de la raza gitana, en particular por lo que se refiere a su rama española. Se dice que ha sido una autoridad reconocida en la materia.

En este enlace hay más información de relevancia sobre su último año: http://damarvik.blogspot.se/2014/05/the-amazing-life-of-ivan-agelli.html

Un pensamiento en “Ivan Aguéli (1867-1917), pintor sueco muerto en Hospitalet durante la Gran Guerra (1917)

Deja un comentario