Los payos: «La sueca» (1968), una nórdica de Badajoz

Primer single de Los payos, aquí en su versión de disco 4 de la serie «Mirinda y… ¡música!»:

… la cara B «La sueca», una flamenquería de letra chusca muy en la línea de Peret de indudable tirón a la hora del bailoteo veraniego, que se escuchó mucho y puso al grupo en todas las emisoras. Además, esta misma canción fue incluida al año siguiente en un disco que el brandy Fundador regalaba con sus botellas, lo que convertiría a esta nórdica de Badajoz en un autentico hit.

Uno de los miembros de Los payos tenía una novia sueca, y de ahí cierta relación con el país en la época:

Lo suyo eran las suecas y decidieron formar un grupo musical para trasladarse a aquel país de donde procedía alguna de sus novias. Para ello se pusieron a ensayar con ahínco, componiendo Josele y Pibe la mayor parte del repertorio.

Se agenciaron un seiscientos con el que pretendían llegar al país nórdico, particular paraíso recurrente del españolito de la época.

No obstante, Alfonso Eduardo Pérez Orozco, importante locutor musical, les disuade de su empeño y les presenta al productor Alain Milhaud que ve un gran futuro en eso de cantar rumbas con arreglos modernos. Se trasladan a Madrid y se instalan en el piso del locutor. Su desparpajo, cachondeo y originalidad pronto les abre las puertas de algunas salas madrileñas y Rafael Trabuchelli les ficha para Hispavox en cuanto les oye.

La parte final del tema (con la confusión de la sueca con «una de Badajoz») recuerda a una escena de Cuidado con las señoras, película también de 1968:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.