Olallo Morales Wilskman (1874-1957), un compositor sueco nacido en Almería

9489_7_025_00000718_1Olallo Morales Wilskman (Almería, 15 de octubre de 1874-Tällberg, 29 de abril de 1957) fue un músico, compositor, director de orquesta y profesor almeriense, pero de formación sueca. Estuvo casado con Clary Asplund (1876-1959) y tuvo 3 hijos: Mónica, Olallo y Christoffer Morales Asplund.

Como ha escrito Tomás Marco:

Ni que decir tiene que en Suecia se le considera un músico sueco. Sin embargo, su producción guarda una curiosa proporción de romanticismo escandinavo mezclada con un españolismo de nacionalismo colorista y claro matiz andaluz

Hijo de Olallo Morales Lupión (Berja, 1852-1889) y de la sueca Zelma Wilskman (1850-1943). A la muerte del padre (1889), Zelma intenta dar clases de piano en Almería para sobrevivir. Pero la difícil situación económica en la que se encontraban, hace que se traslade con sus cuatro hijos (Olallo, Zelmica, Matilde y Juan) a Suecia en 1890.

Hermanos_Morales_WilskmanOlallo Morales realiza sus primeros estudios con 16 años en Gotemburgo, donde vivían en casa de sus abuelos maternos. Estudia también en el Conservatorio de Estocolmo (1891-1899), siendo alumno de Wilhelm Stenhammar.

Dirige la Orquesta Sinfónica de Gotemburgo durante cuatro años (1905-1909). Durante diecisiete años ejerce como crítico musical del Dagens Nyheter (1909-1911), y del Svenska Dagbladet (1911-1918). Informó a la Academia sueca para la concesión del Premio Nobel a Jacinto Benavente, traduciendo al sueco La Malquerida. Una cosa que se suele olvidar es que tradujo también Nada, de Carmen Laforet (Estocolmo, Wahlström & Widstrand, 1949).

Entre 1917 y 1939 fue profesor de dirección de orquesta del Conservatorio de Estocolmo, y Secretario de la Academia Sueca de Música desde 1918 hasta 1940, año de su jubilación. A partir de 1940 se retiró de casi todos sus cargos públicos, aunque manteniendo su relevancia en la vida musical sueca, y retomando su actividad compositiva.

Morales Wilskmann fue miembro de múltiples asociaciones y colaboró en varias revistas como Harmonia, Théatres et Concerts, Rivista italiana di música, entre otras muchas. En 1927 fundó la Sociedad Hispano-Sueca, de la que fue primer presidente, realizando una labor importante de divulgación de la música española en Suecia, especialmente de Manuel de Falla, del que fue amigo (debió conocerlo en uno de sus viajes a su tierra) y para el que preparó un viaje a Suecia en 1936, que no llegaría a realizarse.

Gracias a su hija mayor, la pintora Mónica Morales Schildt, hoy conocemos algunas de las cartas de Falla a Olallo (1928-1936). Morales anima a Falla en repetidas ocasiones para que visite Suecia y dé a conocer allí sus obras. Falla se resistía por diversos motivos como la salud, los familiares, las duras condiciones climatológicas, la carestía del viaje, hasta que por fin, en mayo de 1936, se decide y dispone todo para el largo viaje. Pero el comienzo de la Guerra Civil española lo impidió.

Obra: A pesar de su educación nórdica, Morales no dejó nunca de sentirse español y almeriense. Una prueba de ello es su música para Bodas de Sangre, de García Lorca, que procede de un hecho real ocurrido en un pueblo de Almería. Destaca también Balada andaluza (1945), en la estela de Albéniz. Hay un disco de José Perianes dedicado a su obra pianística que recoge bien esta sensibilidad hispano-nórdica.

De 1944 es su ballet cervantino Camachos bröllop («Las bodas de Camacho»)

    Más información en el libro de Francisco J. Giménez Rodríguez: Olallo Morales (1874-1957): una imagen exótica de la música española (2005). Con la colaboración de Hans Åstrand. La tesis doctoral de Giménez Rodríguez (2003) sobre el compositor está en pdf en la red.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.