Recepción literaria y distorsión política. El caso paradigmático del poeta Carlos Alvarez Cruz (Jerez de la Frontera, 1933) en Suecia

8457335034_dfb400a155_nUna de las características de la recepción de la literatura en lengua española en Suecia es la profunda huella de la oposición a la dictadura de Franco. Las «campañas de solidaridad» con los presos políticos españoles en los países escandinavos fueron constantes desde los años 60.

En Suecia existe un conocimiento escaso y fragmentario de la cultura española moderna, que se circunscribe a unos pocos hechos concretos. Autores poco conocidos en España tienen (o han tenido) una gran visibilidad, y han sido publicados en sueco, por motivos fundamentalmente políticos. Un caso paradigmático es el de Carlos Alvarez Cruz (Jerez, 1933). En la Wikipedia, leemos:

De familia republicana, su padre fue fusilado durante la Guerra Civil. Posteriormente pasó algunos años en la cárcel por su oposición al franquismo, llegando a conocer el exilio.

Estos hechos marcaron profundamente su obra poética. Fue finalista del Premio Antonio Machado con su obra Escrito en las paredes. La traducción de esta obra al danés le proporcionó el premio bienal Lovemanken, de los poetas daneses, en 1963.

Todo esto viene a cuento de que he encontrado en un baratillo de Estocolmo Papper funna av en fånge («Papeles encontrados por un preso»), un libro suyo traducido al sueco (Estocolmo, FIB, 1966) por Kjell A. Johansson (del que habrá que escribir en otro momento).

La poesía de Alvarez entra en Suecia a través de Dinamarca, donde se había publicado Skrevet pa murene («Escrito en las paredes») en 1963 (Copenhague, Borge. Trad. de Sven Skydsgaard y Ebbe Traberg). Esta traducción danesa (de un libro no publicado en castellano, ya que su autor estaba preso en Carabanchel) le valió ganar el premio Lovemanken. El autor publica alguna cosa más en Ruedo Ibérico (París) y en italiano. Y finalmente sale en sueco Ord som piskor («Palabras como látigos», 1964), en la misma editorial y por el mismo traductor posterior.

Ord som piskor lleva un prólogo de J. Andrés Sorel. La cubierta es de José Ortega. De la poesía de Alvarez se hizo eco lo mejor de la prensa sueca: Dagens Nyheter, Svenska Dagbladet, Handelstidningen.

Por este motivo, se publica en Estocolmo Papper funna av en fånge, que lleva una introducción del propio autor, fechada en «Madrid, noviembre 1965». La cubierta es de Kjell Ivan Anderson. Se trata de nuevo de la primera edición del libro, en sueco, ya que la edición en español se hará en 1967 en la Librairie du Globe de París. De hecho, el primer libro de Alvarez en España es de 1969: Estos que ahora son poemas (Barcelona, El Bardo, 1969).

Con motivo de la edición de este libro (sacado desde la cárcel de Cáceres, donde estaba preso), Carlos Alvarez salió clandestinamente de España, y realizó una extensa gira por Suecia, de Malmö a Kiruna, incluyendo congregaciones cristianas, como la de Åhus.

Independientemente del interés de la poesía de Alvarez Cruz -tema en el que no entro ahora-, el caso me parece paradigmático, ya que se trata de un autor prácticamente desconocido en España, que, por motivos políticos, tiene una presencia en el extranjero (y muy especialmente en Suecia) durante un cierto período (1964-1967), muy superior a la de otros escritores más reconocidos en la península.

Estas «distorsiones» en la recepción de la cultura española en Escandinavia son un rasgo tan acusado que puede ser considerado como paradigmático. En cierto modo, la propia Wikipedia sueca lo deja ver:

Álvarez Cruz var öppen motståndare till Francisco Francos diktatur och satt fängslad flera gånger. Hans dikter var totalförbjudna i Spanien fram till 1970, men publicerades runt om i Europa. På svenska finns utgivet urvalsvolymen Ord som piskor (1964) och diktsamlingen Escrito en las paredes: Papeles encontrados por un preso («Papper funna av en fånge», 1966), först utgiven på svenska.

Alvarez Cruz fue un opositor abierto a la dictadura de Franco y fue encarcelado varias veces. Sus poemas estuvieron absolutamente prohibidos en España hasta 1970, pero circularon en traducción por Europa. En Suecia se publicó el volumen Ord om piskor (1964) y el poemario Escrito en las paredes: Papeles encontrados por Un preso («Paper encontrado por un prisionero», 1966), publicados en sueco en primicia.

————————

En 2007 se publicó una antología de su obra poética, que tuvo cierto eco en ambientes comunistas: Tercera mitad (Ed. Eneida).
Entrevista con el autor con sus opiniones sobre la realidad espanola en Rebelión.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.