Carmen Sevilla en Estocolmo (1955)

Congreso en Sevilla (Antonio Román, 1955) es una descacharrante película que tiene como protagonistas a Carmen Sevilla y a Fernando Fernán-Gómez.

    Carmen Fuentes («más sevillana que una aceituna con hueso») es una emigrante española en Estocolmo que no tiene para mantener su negocio -el restaurante «El Boquerón»- ni tampoco para comprar un billete de vuelta a España. Gracias a un malentendido conoce a la Dra. Petersen que tiene una invitación para un congreso médico en Sevilla y que no piensa acudir. Ella usa el billete y se hace pasar por la doctora el tiempo justo para llegar a la ciudad, pero después se ve obligada a mantener la mentira.

Destacan las escenas de Carmen Sevilla dando vueltas por Estocolmo, con toda la introducción del principio. En general, los suecos quedan retratados como seres fríos y racionales, incapaces de vivir la vida plenamente. La Dra. Petersen se muestra especialmente dura:

«La ciencia termina en los Pirineos»

«Sevilla, la tierra de los gitanos y los bandidos que asaltan los caminos».

Sin embargo, su compañero el Dr. Kroll (Fernán-Gómez) representa la parte más abierta de lo sueco: «ese congreso en Sevilla es lo que le va a quitar a cualquiera la angustia existencial, no los medicamentos».

Con todo, la Dra. Petersen (única sueca del reparto: Katie Rolfsen, 1902-1966) al final se convierte en devota del flamenco y el jamoncillo gracias a Paco Morán que se la lleva de juerga, al estilo Ninotschka («No me llames Petersen, llámame Lola», llega a declarar). Rolfsen se había casado en 1952 con el hombre de negocios español Ramón Rodriguez Arias.

Es muy posible que toda esta insistencia en la angustia como opuesta a la felicidad proceda de las películas de Bergman, que ya en 1955 eran muy conocidas en España, no del turismo, que aún no había empezado de forma clara. La película va entera:

Sí, ya sé lo que están ustedes pensando, que hoy tiene muy mala cara Sevilla, ¿verdad? Y si ustedes me dicen que esto es el Puente de Triana y esto la Giralda, mañana mismito toman ustedes hora pa´ la consulta del oculista. Porque, ¿vamos a ver?, ¿es que esto se puede confundir con el Barrio de Santa Cruz? Claro que no. Esto ni es el Barrio de Santa Cruz ni estamos en Sevilla ni ná ni ná. ¿Saben ustedes qué es esto? Esto es señores, Estocormo (sic), la capital de Suecia, que es un sitio que está, como quien dice, en la coronilla der mapa.

Bueno, y en confianza, lo de vivir lejos de mi tierra, me sienta a mí como un calvario. Y aquí tienen ustedes la primera estación de mi viacrucis, la estación del ferrocarril [se refiere a la Estación central de Estocolmo]. Por aquí llego una servidora hace la friolera de 3 años. Y en un tren igulaito a este y con un equipaje de ilusiones […]

1 comentario en “Carmen Sevilla en Estocolmo (1955)

  1. Eva Lena T. Rodriguez

    El marido de Katie Rolfsen aparece de extra en la película. Era mi padre y falleció en el 2006.

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.