Captcha

El reCAPTCHA son dos palabras, una reconocida por el sistema, otra que Google no ha podido identificar a la hora de digitalizar libros. De esta forma se digitalizan libros colectivamente superando los problemas del OCR.

http://www.washingtonpost.com/blogs/the-switch/wp/2014/12/03/google-is-replacing-the-captcha-with-a-simple-checkbox/

http://www.google.com/recaptcha/intro/index.html

Google quiere eliminar los CAPTCHA tal y como se conocen hasta ahora. Quizás muchos no conozcan el nombre, pero los CAPTCHA son esas combinaciones distorsionadas de letras y números que se usan en múltiples páginas web para determinar si el usuario es humano (o un robot).

Aunque han sido de mucho provecho, desde Google consideran que este proceso no es sencillo para las personas, o por lo menos, es muy molesto. Muchas veces las imágenes no son claras, y el usuario no puede descifrar la combinación de letras.

A esto se suma que, según investigaciones recientes (realizadas por Google), las tecnologías de inteligencia artificial actuales pueden resolver los textos distorsionados de los CAPTCHA con una precisión del 99.8%. Por esto, Google ha querido simplificar el proceso, ha realizado una nueva API y la ha llamado «No CAPTCHA reCAPTCHA».

Aseguran que al usar este método, una gran número de usuarios podrá verificar que es humano sin tener que resolver un CAPTCHA complicado. En su lugar, sólo tendrá que hacer clic sobre un botón.

En lugar de someter al usuario a una prueba, el sistema de Google rastrea el comportamiento del usuario en la pantalla e identifica si es humano. La mayoría de los usuarios solo tendrá que marcar la casilla de «No soy un robot». Cualquier con un comportamiento más elaborado tendrá que someterse a otra prueba.

En el caso de los móviles, el nuevo reCAPTCHA el usuario comprobará su condición de humano al seleccionar una imagen compatible con la que muestre el sistema. Por ejemplo, en el nuevo reCAPTCHA, el sistema mostrará la imagen de un gato, y le pedirá al usuario que escoja de una muestra, otra imagen relacionada con el gato.

«Es mucho más sencillo seleccionar fotos de gatos o pavos que el tener que escribir con tedio una línea basada en un texto distorsionado en el teléfono», explica Vinay Shet, director de producto en Google. Esta técnica ya la usan aplicaciones como Snapchat y páginas como WordPress.