Archivo de la categoría: Asklund, Erik

Notas sobre la publicación de la antología Fem unga (1929)

images 428px-Charles_Demuth_-_Figure_5

Ya he hablado en alguna otra ocasión de Fem Unga, un grupo de poetas de vanguardia suecos formado en 1929, del que formaron parte Erik Asklund (1908-1980), Josepf Kjellgren (1907-1948), Artur Lundkvist (1906-1991), Harry Martinson (1904-1978) y Gustav Sandgren (1904-1983).

La iniciativa de crear el grupo fue de Artur Lundkvist, que quería hacer en Estocolmo algo parecido a lo que estaban haciendo en Helsinki (Helsingfors en sueco) los jóvenes de Quosego (1928-1929). En esta época la literatura sueco-finlandesa de vanguardia estaba muy cohesionada, y se caracterizaba por su cosmopolitismo y radicalidad política.

Aunque el impulso intelectual es de Lundkvist el grupo se fue creando por azar, a través de encuentros en diferentes partes de Estocolmo. Había una fuerte necesidad de contacto entre estos jóvenes poetas de vanguardia, que cristalizó en el grupo 5 unga.

La antología llegó a las librerías el 6 de noviembre de 1929, apenas mes y medio después del debut de Harry Martinson: Spökskepp (“El barco fantasma”, 1929). Se tiraron 2.000 ejemplares. La espléndida cubierta se hizo en los talleres de la editorial Bonnier a partir de un boceto de Erik Asklund, que se inspiró en una obra del artista estadounidense Charles Demuth (1883-1935): I Saw the Figure 5 in Gold (1928) [ver arriba], que a su vez está basada en “The Great Figure”, el poema de William Carlos Williams, que describe la experiencia de ver un camión de bomberos con el número 5 pintado en la chapa por las calles de Nueva York:

Among the rain
and lights
I saw the figure 5
in gold
on a red
firetruck
moving
tense
unheeded
to gong clangs
siren howls
and wheels rumbling
through the dark city.

Los cinco jóvenes tenían alreddeor de 25 años y estaban en contacto desde antes mediante cartas, pero se reunieron por primera vez en Estocolmo en septiembre de 1929, conovocados por Lundkvist. Aquel primer encuentro lo cuenta Erik Asklund en ”Det lyriska kaféet” (“El café poético”), un capítulo de Den unge Harry Martinson (“El joven Harry Martinson”, 1954).

Se encontraban en diferentes puntos de la ciudad. Sus relaciones recuerdan en cierto modo a las de los poetas de la Generación del 27. Generalmente Martinson y Lundkvist iban juntos, se encontraban con Asklund y Kjellgren, que también tenían una relación especialmente estrecha, y luego todos iban a por Gustav Sandgren.

kaiserhofSu base de operaciones era el desaparecido café Kaiserhof, en Norrlandsgatan 5, donde además intentaban captar prosélitos, sobre todo gracias a las habilidades sociales de Martinson. Para celebrar la aparición de la antología, Lundkvist organizó una comida para repartir los beneficios en Surbrunnskällaren.

Gamla stan (1931) de Asklund y Lundkvist

imagesFem Unga fue un grupo de poetas de vanguardia suecos formado en 1929: Erik Asklund, Joseph Stewart, Artur Lundkvist, Harry Martinson y Gustav Sandgren.

Se presentaron con una antología que pretendía ser “un incendio en la rancia pajarería literaria sueca”.

Gamla stan (“Ciudad vieja” de Estocolmo, 1931; estreno en el cine Sture, verano 1932) es la única película del grupo, aunque sólo Asklund y Lundkvist participaron activamente. Se basa en un poema homónimo de Erik Asklund (1908-1980) y A. Lundkvist (”Gamla stan”, en Stockholmstidningen (sönd.bil.) 25.10.1931), que aparece recitándolo al principio, con la cámara enfocando a vista de pájaro la ciudad.

Refleja bien la posición de Asklund a principios de los años 30, su interés en describir la modernidad a partir de la experiencia de la vida diaria: medios de comunicación, nuevo papel de la mujer, experiencia urbana, fotografía, tráfico, nuevas construcciones, la nueva sexualidad…

En definitiva, una oda a Estocolmo, como centro de la modernidad progresista sueca, basada en la socialdemocracia y en una industrializacoión del país, que se hace menos rural cada día. Esto lo ha estudiado Anna Williams en Tillträde till den nya tiden. Fem berättelser om när Sverige blev modernt(“Entrada en los nuevos tiempos. Cinco historias de cuando Suecia se hizo moderna”. Brutus Östlings Bokförlag Symposion, 2002).

En mi opinión, carece de la fuerza del español Esencia de verbena, por ejemplo, pero tiene otras virtudes. Las tomas esquinadas le dan cierto tono ruso, muy acorde con la ideología sovietizante de los “cinco jóvenes”. Almqvist, Stig (dirección), Åkesson, Elner (fotografía), Bengtson, Eric (música):

    ”Gamla stad — / du är som en gammal kvinna: / dina minnen är hela din skönhet. / Gamla stad — / du har blivit en lumpsamlerska, / en ynklig moder för de utstötta”.
    “Ciudad Vieja – / eres como una vieja dama: / tus recuerdos son toda su belleza. / Ciudad vieja – / te has convertido en una “lumpsamlerska”, / una triste madre para los desarraigados”.

    ”Ditt innersta liv är den tålmodiga rostens, / upplösningens och för- ruttnelsens lång- / samma skeende. / Din morgon är dimmans och dunsternas”
    “tu vida interior es la paciente voz, / upplösningens och för- ruttnelsens lång- / la misma rutina. / Tus mañanas son de niebla y de humo”.

    ”Men också till dig, gamla stad,/ kommer nya dagar med sjudande liv! / Också till dig kommer nya människor och / nya hus, / du drömmer nya drömmar och hör nya melodier spelas”

    “pero también para ti, ciudad vieja, / vienen nuevos días de vida vibrante! / También para ti viene gente nueva y / nuevas casas, / tú sueñas nuevos sueños y escuchas las nuevas melodías que se tocan”.

Frutas (1932) de Erik Asklund

Hace poco hablaba de la antología Modern Lyrik (“Poesía moderna”. Estocolmo, Bonniers, 1931), de Erik Asklund, con su magnífica cubierta de Föerster en negro y rojo. En esa antología publicaba el propio Asklund 5 poemas que luego pasarían a este libro: Frukt (“Frutas”. Estocolmo, Bonniers, 1932), también con cubierta de Föerster, y con fotografías de Gunnar Lundh: “Fönster”, “Nya Hus”, “Biograf”, “Nattkafé”, “Kranium”.

Estos poemas aparecen recogidos en la segunda parte de Frukt, convertidos en prosas líricas, junto con otros 10 textos breves por el estilo: “Två”, “Öde”, “Neråt”, “Utanför”, “Portar”, “Om en fet man”, “Jamförelse”, “Fågel”, “Misstag”, “Filosofiskt”.

Estos son los poemas de la antología de 1931, que tienen algunos cambios en el libro de 1932:

Ventana

Desde la ventana veo las aceras, como hacía en mi juventud: pasos de baile sobre las duras piedras, blancas sonrisas bajo las farolas y dulces palabras en la oscuridad de los portales –
Una noche estuvimos aquí en la puerta, y él dijo: Ya sabes que tengo un montón de dinero. Te voy a hacer una casa en el campo, voy a darte dinero y ropa bonita, y siempre seré amable contigo.
Esto fue lo que dijo y me dio un beso después.
Tuve suerte y libertad, dinero y ropa, y él fue siempre amable conmigo. Ahora estoy aquí en la ventana, mirando las aceras como hacía en mi juventud – con dos niños detrás de mi codiciado cuerpo. Sigue leyendo

Modern lyrik. En antologi (1931) de Erik Asklund

Lo primero que llama la atención en Poesía moderna. Una antología (Estocolmo, Bonniers, 1931), de Erik Asklund, es la cubierta, obra de Föerster. Una cubierta en magenta y negro, con tipografía moderna y una viñeta en la que un águila geometrizada resurge y, como un moderno aeroplano, se eleva sobre el disco solar.

Mi ejemplar tiene además una sobria encuadernación en tela gris, con la viñeta incisa en oro y negro, muy apropiada, quizá encargo de quien adquirió el volumen, firmado por Ingrid Eklundh. 28.6.1931. Podría tratarse de un regalo de cumpleaños, ya que Ingrid Eklundh había nacido en Lund (Escania) el 28 de junio de 1910, si bien es más conocida por su nombre artístico: Ingrid Luterkort (1910-2011), actriz que acaba de morir hace un mes, y de cuya biblioteca parece que empiezan a naufragar los volúmenes.

La antología recoge poemas de 30 autores, nacidos casi todos entre 1897-1908. Asklund había ya editado en 1929 la famosa antología de los 5 Unga: Harry Martinson, Erik Asklund, Josef Kjellgren, Artur Lundkvist, Gustav Sandgren.

PROLOGO DE ERIK ASKLUND

Parece que las antologías, tal y como han surgido en las últimas décadas, se hubieran visto obligadas a proporcionar una visión global de escritores y poetas con una producción prácticamente terminada. Las antologías, me parece a mí, deberían hacer todo lo contrario. Es decir, se trata de reunir y presentar al público una selección representativa de lo que viene, de lo que todavía permanece desconocido, de lo que están haciendo los poetas jóvenes. Esto era lo que tenía en mente cuando se me ocurrió empezar a recopilar esta antología.

En cuanto a la selección se refiere, no me ha sido posible, como es natural, llegar a todos los que han escrito eso que llamamos “Poesía moderna”; se trata de un título vago, aceptable a falta de otro mejor y más auténtico. Tampoco he sido capaz de publicar todo lo que quería, debido a cuestiones legales, de modo que la amplitud de la obra se ha visto reducida.

Una de las novedades de esta antología es la inclusión por primera vez de poetas finlandeses modernistas que escriben en sueco: Gunnar Björling, Diktonius, Rabbe Enckell, Barbro Mörne, Henry Parland, Edith Södergran y Kerstin Söderholm. Una decisión perfectamente justificada en vista de lo limitado de su audiencia, así como de las dificultades con las que han tenido que luchar.

Por supuesto, mi apreciación personal de los poemas ha sido determinante en la selección, pero los propios autores han participado en ella, y en los casos en que han sido posibles sus correcciones y modificaciones, se puede decir que la responsabilidad no es totalmente mía.