Un poema satírico de Stig Dagerman (1923-1954)

Stig Dagerman (1923-1954) es un escritor sueco, especialmente conocido por sus crónicas para el Expressen sobre la Alemania derrotada de 1946. El libro de estas crónicas fue traducido al español por José Manuel Caba, y ha sido glosado con acierto, especialmente en Argentina. Se llama Tysk Höst (“Otoño alemán”).

Menos reconocimiento tienen en nuestro idioma sus poemas satíricos Våd behov av tröst (Nuestra necesidad de consuelo es insaciable, en su traducción al español), su último trabajo antes de suicidarse a los treinta y un años.

Uno de los ejemplos más notables de esta poesía es “Svenskt Problem”” (Problema sueco”), que voy a intentar traducir al castellano aquí, posiblemente por vez primera:

Svenskt Problem

I den frediga oasen Sverige är det allt överskuggande problemet frågan om julskinkan och julkorven. Rykterna om en eventuell mjölkstrejk verkar också alarmerande.

Kroppar stinka
och gamar slår,
(Ingen skinka
får vi i år)

Flygplan ringas
och salvan smäller.
(Ingen grädde
till kaffet heller.)

Liken multna
i gräs och torv.
(Fanen vete
om vi får korv.)

Bröder piskas
till blods på jorden.
(Respekt vi kräver
för middagsborden!)

Problema sueco

En el oasis de paz que es Suecia, el principal problema es la cena de Navidad, el jamón y las salchichas. Resultan también alarmantes los rumores sobre una posible huelga de los productores de leche.

Los cadáveres hieden,
se pudren en el barro
(No tendremos jamón
este año.)

Los bombarderos chocan
en un mar hostil
(No tendremos crema
para el café tampoco.)

Se pudren los cadáveres
en la hierba y el fango
(Solo el Diablo sabe
si tendremos salchichas.)

Hermanos torturados
en la sangrante tierra.
(Exigimos respeto
para cenar en paz)

Recomiendo que se visione la película Automne allemand, dirigida por Michaël Gaumnitz (1946), para tener un cuadro más completo:

Ludvig Holberg (1684-1754), por fin en español

Jorge Simón Izquierdo Díaz nos ofrece por primera vez la traducción de dos de las mejores obras del dramaturgo danés Ludvig Holberg (Bergen 1684–Copenhague 1754), considerado el padre de la literatura danesa y noruega.

Holberg fue un hombre de la Ilustración, de orientación pietista, viajero por Europa. Escribió obras de historia, filosofía, derecho, opera, poesía, ensayo, novela y comedia.

Jeppe de la Montaña (1722) es su comedia más conocida. Es la historia de un campesino ebrio que se despierta en la cama del barón. Erasmus Montanus (1723) es la historia del universitario Rasmus Berg que regresa al pueblo de sus padres convertido en un pedante petimetre.

Las comedias de Holberg son experimentos sociales, donde se pone a prueba el sentido común de sus personajes; recuerdan en parte al mejor Moratín.

La traducción es casticista, y se echan a faltar algunas notas aclaratorias. En todo caso, un libro imprescindible.

“Sång om den oförutsedda kärleken” (“Gacela del amor imprevisto”) de García Lorca, en traducción de A. Lundkvist (1955)

El nr. 3 de la revista de poesía Lyrikvännen (1955) se abre con la traducción de la “Gacela del amor imprevisto” (Divan del Tamarit, publicado póstumo en 1940) de Lorca, en traducción de Artur Lundkvist.

Esta traducción había aparecido publicada en la antología de poesía amorosa que la mujer de Lundkvist, Maria Wine, acababa de publicar: Lågor för Eros : ett urval kärlekslyrik från hela världen (Estocolmo. FIB:s lyrikklubb, 1955), breve libro que alcanzó cierto éxito de ventas, con poemas de Sapho, Robert Burns, Shelley, William Blake, Chang Chiu Ling, Rilke, Kathleen Raine, E.E. Cummings, Lorca, Neruda, Leopold Sedar Senghor, etc.

La ilustración de la cubierta de la antología de M. Wine es la misma que aparece en la revista, obra Claes Bäckström.

Nadie comprendía el perfume
de la oscura magnolia de tu vientre.
Nadie sabía que martirizabas
un colibrí de amor entre los dientes.

Mil caballitos persas se dormían
en la plaza con luna de tu frente,
mientras que yo enlazaba cuatro noches
tu cintura, enemiga de la nieve.

Entre yeso y jazmines, tu mirada
era un pálido ramo de simientes.
Yo busqué, para darte, por mi pecho
las letras de marfil que dicen siempre.

Siempre, siempre: jardín de mi agonía,
tu cuerpo fugitivo para siempre,
la sangre de tus venas en mi boca,
tu boca ya sin luz para mi muerte.

Ingen skå föstå vällukten
hos din mages mörka magnolia.
Ingen ska veta du plågar
kärlekens kolibri mellan tänderna

Tusen små persiska hästar ska sova
på din pannas månbelysta torg,
medan jag i fyra nätter omfammnar
din midja som är fiende till snön.

Din blick mellan gips och jasminer
ska vara en kvist med bleka knoppar.
Jag ska söka åt dig i min bröst
bokstäver av elfenben som säger alltid.

Alltid, alltid: min smärtas trädgård,
din undflyende kropp för alltid,
dina ådrors blod i mun,
din mun utan ljus intill min död.

Por lo demás, la nota sobre el autor que aparece al final del número es disparatada. Aparte de seguir repitiendo que a Lorca lo mataron “los fascistas”, se dice que tocaba la guitarra (no el piano) y que vivió en Colombia (confundiendo el país con su estancia en la Universidad de Columbia).

Henry Parland y su encuentro en un tren finlandés con Nana de Herrera

Esta obra maestra es un póster del francés Joël Martel, basado en esta foto, para la bailarina peruana Nana de Herrera (1905-1991; tan olvidada hoy en día, excepto por el retrato lleno de crueldad que le hizo en 1927 Tamara de Lempicka).

Lo cierto es que c. 1922 el poeta sueco-finlandés Henry Parland se la encontró (era una chiquilla, pero ya famosa) en el tren Åbo-Helsingfors (Turku-Helsinki en la actualidad), y dejó este poema, que he publicado en mi traducción de su único libro: Idealrealisation (1922) (“Liquidación de ideales”. Granada, 2013).

La encuentra guapa, al contrario que Lempicka, y dice que hablaba muy bien el alemán. Probablemente Nana de Herrera se dirigía a Helsinki desde Suecia, en gira:

Mötte
Spaniens vackraste danserska
Nana de Herera
talade tyska
(mycket bra)
vid Åbo-tåget.
Hennes läppar lyste stoppsignal
och alla lokomotiv höllo andan
då hon på tyska
(mycket bra)

Encuentro
con la más bonita bailaora de España
Nana de Herrera
hablaba alemán
(muy bien)
en el tren de Åbo.
Sus labios emitían una señal de stop
y todas las locomotoras contenían el aliento
cuando hablaba alemán
(muy bien)

Sobre Nana de Herrera dice Juan Manuel Bonet que tributó un homenaje a La Argentina en 1941, coincidiendo con el quinto aniversario de su fallecimiento en Bayona. Nana fue la última compañera del pintor catalán Pere Creixans (Barcelona, 1893-1965), gran aficianado al cante, la guitarra y el baile flamenco, del que quedan unas excelentes imágenes de posguerra tomadas por el fotógrafo italiano Fededico Patellani.

Liquidación de ideales (1929) de Henry Parland

Cubierta_ParlandAcaba de publicarse la traducción del poemario ultraísta del poeta sueco-finlandés Henry Parland (1908-1930): Liquidación de ideales [Granada, El Genio Maligno, 2014. 159 pp.].

La edición lleva un prólogo de Per Stam, especialista en Parland, que he traducido también. Me he basado en la primera edición de esta obra (1929), respetándola todo lo posible.

El libro (12€ + gastos de envío) se publica en edición limitada. Una joya de la vanguardia nórdica, por fin en nuestro idioma.

Reseñas/noticias

  • Robin Valtiala: "Den spanske Parland jazzar lite mer än han är trött". Språkbruk, 1/2015
  • Introducción y poemas en "La Galla Ciencia": "Henry Parlan. Un ultraísta sueco en Helsinki". La Galla Ciencia, 26 septiembre 2016