“Sång om den oförutsedda kärleken” (“Gacela del amor imprevisto”) de García Lorca, en traducción de A. Lundkvist (1955)

El nr. 3 de la revista de poesía Lyrikvännen (1955) se abre con la traducción de la “Gacela del amor imprevisto” (Divan del Tamarit, publicado póstumo en 1940) de Lorca, en traducción de Artur Lundkvist.

Esta traducción había aparecido publicada en la antología de poesía amorosa que la mujer de Lundkvist, Maria Wine, acababa de publicar: Lågor för Eros : ett urval kärlekslyrik från hela världen (Estocolmo. FIB:s lyrikklubb, 1955), breve libro que alcanzó cierto éxito de ventas, con poemas de Sapho, Robert Burns, Shelley, William Blake, Chang Chiu Ling, Rilke, Kathleen Raine, E.E. Cummings, Lorca, Neruda, Leopold Sedar Senghor, etc.

La ilustración de la cubierta de la antología de M. Wine es la misma que aparece en la revista, obra Claes Bäckström.

Nadie comprendía el perfume
de la oscura magnolia de tu vientre.
Nadie sabía que martirizabas
un colibrí de amor entre los dientes.

Mil caballitos persas se dormían
en la plaza con luna de tu frente,
mientras que yo enlazaba cuatro noches
tu cintura, enemiga de la nieve.

Entre yeso y jazmines, tu mirada
era un pálido ramo de simientes.
Yo busqué, para darte, por mi pecho
las letras de marfil que dicen siempre.

Siempre, siempre: jardín de mi agonía,
tu cuerpo fugitivo para siempre,
la sangre de tus venas en mi boca,
tu boca ya sin luz para mi muerte.

Ingen skå föstå vällukten
hos din mages mörka magnolia.
Ingen ska veta du plågar
kärlekens kolibri mellan tänderna

Tusen små persiska hästar ska sova
på din pannas månbelysta torg,
medan jag i fyra nätter omfammnar
din midja som är fiende till snön.

Din blick mellan gips och jasminer
ska vara en kvist med bleka knoppar.
Jag ska söka åt dig i min bröst
bokstäver av elfenben som säger alltid.

Alltid, alltid: min smärtas trädgård,
din undflyende kropp för alltid,
dina ådrors blod i mun,
din mun utan ljus intill min död.

Por lo demás, la nota sobre el autor que aparece al final del número es disparatada. Aparte de seguir repitiendo que a Lorca lo mataron “los fascistas”, se dice que tocaba la guitarra (no el piano) y que vivió en Colombia (confundiendo el país con su estancia en la Universidad de Columbia).

Henry Parland y su encuentro en un tren finlandés con Nana de Herrera

Esta obra maestra es un póster del francés Joël Martel, basado en esta foto, para la bailarina española Nana de Herrera (1905-1991; tan olvidada hoy en día, excepto por el retrato lleno de crueldad que le hizo en 1927 Tamara de Lempicka).

Lo cierto es que c. 1922 el poeta sueco-finlandés Henry Parland se la encontró (era una chiquilla, pero ya famosa) en el tren Åbo-Helsingfors (Turku-Helsinki en la actualidad), y dejó este poema, que he publicado en mi traducción de su único libro: Idealrealisation (1922) (“Liquidación de ideales”. Granada, 2013).

La encuentra guapa (era una chiquilla), al contrario que Lempicka, y dice que hablaba muy bien el alemán. Probablemente Nana de Herrera se dirigía a Helsinki desde Suecia, en gira:

Mötte
Spaniens vackraste danserska
Nana de Herera
talade tyska
(mycket bra)
vid Åbo-tåget.
Hennes läppar lyste stoppsignal
och alla lokomotiv höllo andan
då hon på tyska
(mycket bra)

Encuentro
con la más bonita bailaora de España
Nana de Herrera
hablaba alemán
(muy bien)
en el tren de Åbo.
Sus labios emitían una señal de stop
y todas las locomotoras contenían el aliento
cuando hablaba alemán
(muy bien)

Liquidación de ideales (1929) de Henry Parland

Cubierta_ParlandAcaba de publicarse la traducción del poemario ultraísta del poeta sueco-finlandés Henry Parland (1908-1930): Liquidación de ideales [Granada, El Genio Maligno, 2014. 159 pp.].

La edición lleva un prólogo de Per Stam, especialista en Parland, que he traducido también. Me he basado en la primera edición de esta obra (1929), respetándola todo lo posible.

El libro (12€ + gastos de envío) se publica en edición limitada. Una joya de la vanguardia nórdica, por fin en nuestro idioma.

Reseñas/noticias

  • Robin Valtiala: "Den spanske Parland jazzar lite mer än han är trött". Språkbruk, 1/2015
  • Introducción y poemas en "La Galla Ciencia": "Henry Parlan. Un ultraísta sueco en Helsinki". La Galla Ciencia, 26 septiembre 2016
  • Nils-Gösta Wallengren (1899-1976), un ultraísta sueco de 1919

    wallengren Se suele considerar que Suecia fue un país poco receptivo a los movimientos de vanguardia europeos, pero cada vez nos damos cuenta de que no fue para tanto. Se conoce que Rilke estuvo en Escania en 1904, invitado por Ellen Key y Ernst Norlind. Y el manifiesto futurista de Marinetti se publicó en el Svenska Dagbladet sólo unos días después de su aparición, en traducción al sueco.

    Lo mismo pasa con un poemario de 30 páginas, escrito y publicado por Nils-Gösta Wallengren (que era un médico de 20 años de Helsingborg) en 1919, en la ciudad de Lund: Allt flämtade och brann, uno de los primeros y más desconocidos poemarios ultraístas suecos.

    Las cubierta llama la atención por la diagonal que hace el título. Y el primer poema (que reproduzco) tiene mucho de caligrama, ondulante como las nubes de las que habla. El cuaderno está impreso en la Imprenta Blom de Lund, que se las tuvo que ver y desear para componer semejante pieza, como pasaba en Madrid, por la misma época, con los poemas que Guillermo de Torre le llevaba a los impresores de Mesón de Paredes.

    Estoy traduciendo este librito, por su carácter testimonial, y por la sorprendente coincidencia de sus versos con los del Ultra madrileño.

    Este es un ejemplo. La descripción de un atardecer con nubes en forma caligramática:

    AFTON.

    Skymningstunga
    molnen glida
    över fästets
    flammande vida
    Sakta komma de
    som en sjuklings trötta tankar
    Några mörka,
    hatfullt SVARTA,
    tunga tunga
    valmodoftande
    Några få- blott få
    glida ljusa fram
    och svinna…

    ATARDECER.

    En el pesado crepúsculo
    se deslizan las nubes
    sobre el llameante
    amplio cielo
    Vienen poco a poco
    como los cansados pensamientos de un enfermo.
    Oscuras algunas,
    odiosamente NEGRAS,
    pesadas pesadas
    aroma de amapolas
    Algunas -sólo algunas
    más bajas se deslizan
    y desaparecen…

    Como se puede ver, el poema no tiene gran cosa de innovador, mantiene las rimas “vida-glida”, etc… Pero la disposición tipográfica es absolutamente rompedora, ya que incorpora elementos tipográficos dadaístas y futuristas a la poesía sueca.

    Notas sobre la publicación de la antología Fem unga (1929)

    images 428px-Charles_Demuth_-_Figure_5

    Ya he hablado en alguna otra ocasión de Fem Unga, un grupo de poetas de vanguardia suecos formado en 1929, del que formaron parte Erik Asklund (1908-1980), Josepf Kjellgren (1907-1948), Artur Lundkvist (1906-1991), Harry Martinson (1904-1978) y Gustav Sandgren (1904-1983).

    La iniciativa de crear el grupo fue de Artur Lundkvist, que quería hacer en Estocolmo algo parecido a lo que estaban haciendo en Helsinki (Helsingfors en sueco) los jóvenes de Quosego (1928-1929). En esta época la literatura sueco-finlandesa de vanguardia estaba muy cohesionada, y se caracterizaba por su cosmopolitismo y radicalidad política.

    Aunque el impulso intelectual es de Lundkvist el grupo se fue creando por azar, a través de encuentros en diferentes partes de Estocolmo. Había una fuerte necesidad de contacto entre estos jóvenes poetas de vanguardia, que cristalizó en el grupo 5 unga.

    La antología llegó a las librerías el 6 de noviembre de 1929, apenas mes y medio después del debut de Harry Martinson: Spökskepp (“El barco fantasma”, 1929). Se tiraron 2.000 ejemplares. La espléndida cubierta se hizo en los talleres de la editorial Bonnier a partir de un boceto de Erik Asklund, que se inspiró en una obra del artista estadounidense Charles Demuth (1883-1935): I Saw the Figure 5 in Gold (1928) [ver arriba], que a su vez está basada en “The Great Figure”, el poema de William Carlos Williams, que describe la experiencia de ver un camión de bomberos con el número 5 pintado en la chapa por las calles de Nueva York:

    Among the rain
    and lights
    I saw the figure 5
    in gold
    on a red
    firetruck
    moving
    tense
    unheeded
    to gong clangs
    siren howls
    and wheels rumbling
    through the dark city.

    Los cinco jóvenes tenían alreddeor de 25 años y estaban en contacto desde antes mediante cartas, pero se reunieron por primera vez en Estocolmo en septiembre de 1929, conovocados por Lundkvist. Aquel primer encuentro lo cuenta Erik Asklund en ”Det lyriska kaféet” (“El café poético”), un capítulo de Den unge Harry Martinson (“El joven Harry Martinson”, 1954).

    Se encontraban en diferentes puntos de la ciudad. Sus relaciones recuerdan en cierto modo a las de los poetas de la Generación del 27. Generalmente Martinson y Lundkvist iban juntos, se encontraban con Asklund y Kjellgren, que también tenían una relación especialmente estrecha, y luego todos iban a por Gustav Sandgren.

    kaiserhofSu base de operaciones era el desaparecido café Kaiserhof, en Norrlandsgatan 5, donde además intentaban captar prosélitos, sobre todo gracias a las habilidades sociales de Martinson. Para celebrar la aparición de la antología, Lundkvist organizó una comida para repartir los beneficios en Surbrunnskällaren.